¿Te da más hambre cuando llueve? Toma nota de estas opciones para comer cuando hace frío

Llueve, hace frío, no queremos movernos mucho, y nuestro apetito se vuelve voraz. Nos dan ganas de comer cosas dulces, frituras, y picar mucho más entre comidas. No te sientas mal, no son antojos. La respuesta: Nuestro cuerpo nos pide calorías para conservar la temperatura.

Es por esto que la nutricionista María Teresa Ruiz  de www.nutrealma.cl, nos entrega diferentes opciones saludables para enfrentar estos días:

Sopa o crema de verduras natural: Me refiero a la crema de verduras hecha en casa, en donde cocemos las verduras más alguna carne baja en grasa como pollo, y luego podemos procesarla en la licuadora hasta obtener la consistencia deseada. Aporta bajas calorías pero nos sube la sensación térmica.

Leche caliente: Nos permite saciarnos ya que aporta proteínas. Puedes tomarla con té, café, chocolate o canela para aportar mayor calidez. Eso sí, endulzada con stevia o sucralosa, y puede ser descremada o sin lactosa.

Queque "proteico" o galletas caseras: También podemos disfrutar de algo rico, sin culpas, si seleccionamos ingredientes saludables en la preparación. Por ejemplo, reemplazar la harina tradicional por harina integral, mantequilla por aceite de canola, azúcar por stevia, etc. Te dejo la siguiente receta para que te inspires:

Receta Queque proteico (bajo en grasas y en carbohidratos)

Ingredientes:

10 cucharadas de salvado de avena
6 cucharadas de leche en polvo descremada
1 pizca de sal
1 cucharada de polvos de hornear
4 claras
2 yogurt natural 0% azúcar y 0% grasa
Endulzante stevia o sucralosa a gusto

Preparación:

Mezcla los ingredientes secos en un recipiente (salvado de avena, leche, sal y polvos de hornear) y en otro las claras junto al yogurt y el endulzante, revolviendo hasta que no queden grumos. Junta todos los ingredientes y bate por 1 o 2 minutos para que se airee. Dejar reposar por 3-4 minutos y poner sobre un molde de silicona de unos 20 cm y llevar a horno precalentado a 180°C por 30 minutos aproximadamente. Pinchar con un palito y si sale limpio lo sacamos del horno y dejamos enfriar. Puedes probar variando la receta, agregando chocolate amargo en polvo, canela o esencia de vainilla.