Martes 13: Conoce el significado de este día "maldito"

Este martes la coach y numeróloga Denise Labbe nos habla del significado de este día.

"Martes 13, ni te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes" esto, ¿a qué te suena?… ¿Por qué el día martes y el número 13? ¿Por qué no es "miércoles 13, ni te cases ni te embarques…" ¿o martes 20 por ejemplo? ¿Será realmente esta combinación, una mala combinación? ¿Por qué algunos asocian el número 13 con la mala suerte? Hay varias explicaciones, entre ellas está que había 13 personas en la Última Cena de Jesucristo y después de esta cena él fue crucificado. Por otro, lado la Kabbalah enumera a 13 espíritus malignos y en el tarot este número hace referencia a la muerte. ¿Y por qué el Martes? Martes deriva del planeta Marte que es el Dios de la guerra y el día Martes está regido por este planeta rojo que simboliza la destrucción y violencia.

Muchas veces las supersticiones hacen que estos mitos se vuelvan realidad, la mente es más fuerte de lo que crees y como te comenté en la columna pasada "lo que crees, lo creas" y si no me crees, haz la prueba y cree! Pero cree con consciencia porque sólo así es que manifiestas. Si te interesa aprender a creer desde la consciencia busca la columna pasada en tu página web de FB AMBI ZION… Y retomando lo que nos atañe hoy Martes 13, ¿será o no será hoy un mal día? Si bien el martes 13 está rodeado de muerte, lo único malo con relación a esto es la percepción que tienes en torno a la muerte. La muerte comúnmente hace referencia al final de la vida y eso no es tan así.

Ya es tiempo de que abordes el proceso de la muerte de una manera totalmente distinta a como lo has venido haciendo hasta ahora. Es tiempo y es importante cambiar la forma de ver la muerte porque esta te acompaña desde el momento en que naces. La muerte se encuentra dentro de una ley universal de la cual no puedes escapar, así como no escapas de la ley de gravedad… La ley universal sobre la cual se sustenta la muerte es la ley del constante cambio y transformación, que afirma que todo cambia, todo se transforma, nada es estático.

Gracias a la muerte es que "naces", crees que naces para morir cuando en realidad moriste para nacer a la vida, y si quieres mantenerte vivo dentro de tu vida, haz de seguir "muriendo". Y afirmo que mueres para luego nacer, porque antes de nacer estuviste en otra realidad, te desenvolvías de otra forma muy diferente, estabas dentro del vientre de tu madre, en una oscuridad total, nadando cual pez entre líquido amniótico y de repente todo cambio! Naciste!… Y el día en que mueras eso mismo sucederá, ese día algo cambiará, ese día quizás efectivamente vueles como un ángel, ¿por qué no? Si durante tus primeros meses de vida eras como un pez y luego de nacer pudiste trascender y caminar, ¿quién quita que en el próximo nivel vueles?… ¿Te das cuenta que efectivamente todo cambia y que la muerte más que ser un fin es un cambio?

Pasé más de la mitad de mi vida buscando la muerte… Y la busqué de muchas formas, las primeras formas fueron físicamente… Sí, yo busqué la muerte durante los años en que me sentí muerta en vida… Llegó un momento en mi vida en que no vi escapatoria y el dolor que sentí era tan profundo y constante, tan intenso, que le perdí el miedo a la muerte misma… Necesitaba un descanso, necesitaba paz y nada de lo que había probado me acercaba a esto, necesitaba acabar con mi sufrimiento, ponerle un fin y estaba dispuesta a hacerlo todo para lograr mi cometido: morir… Para hacerte el cuento corto, pasé años intentando y fallando y entre medio de esto mucho drama, doctores, pastillas y paré de contar, sé que más de uno de los que me lee hoy puede que se sienta identificado porque es un hecho que en la actualidad la cantidad de personas que viven esta realidad en Chile es abismal, pero también es un hecho que esta realidad puede cambiar!

Un día decidí hacer algo diferente… Decidí creer diferente… Decidí creer que podía vivir de otra forma… Decidí creer que si yo cambio, mi realidad cambia… Y luego de decidir me comprometí, me comprometí con mi proceso de transformación, me comprometí con mi trabajo interno para entonces accionar, hacer lo que tenía que hacer para cumplir con mi nuevo cometido: transformarme… Lo más irónico de todo es que luego de cumplido el cometido, luego de que me transformé y que gracias a eso mi vida cambió, me di cuenta que sin querer queriendo había cumplido con mi primer cometido: morir… Sí, efectivamente morí, morí a la forma, a mí forma de ser, de hecho el que me conoció y me re-conoce hoy puede afirmar que es como conocer a dos personas diferentes, dos versiones muy diferentes, dos formas diferentes.

Morir es una oportunidad que te ofrece la vida segundo a segundo… Morir a la forma, a tu forma de ser, a tu forma de ver ciertas situaciones, morir a tu verdad, a lo que tú crees que es una verdad, morir a tu "yo soy esto y aquello" es una bendición! Durante años fui en busca de la muerte física porque tenía la falsa creencia de que la muerte era un fin y quería ponerle fin a mi sufrir… pero hoy comprendo que la muerte no implica un final y que lo que yo estaba buscando en ese momento realmente no era morir, era destruirme. Hoy puedo afirmar que efectivamente morir era la solución a mis "problemas" y que fue gracias a la muerte que mi sufrimiento seso, pero fue gracias la muerte de mi forma de ser, de lo que se conoce como personalidad.

Hoy martes 13 deseo que mueras a la forma, que te abras a lo nuevo, a otra forma de vivir, a otra forma de ver y sentir!