¿Cómo pides lo que quieres?: Esta coach te dice si se te concederá

La coach y numeróloga Denise Labbe nos explica cómo comenzar a hacer milagros en nuestra vida y transformarla a lo que realmente soñamos.

No es por lo mucho que lloras y pataleas que Dios, el creador, universo u otro de tu preferencia, te atiende, sino más bien por la fe y el deseo que tengas… Tu no vas a una pastelería y le pides llorando al mesero que te traiga un pedazo de torta, ¿cierto?… Tienes ganas de saciar el deseo por dulce y ¿qué haces? Vas donde sabes que encontrarás dulces para evaluar las opciones (te enfocas), decides, ordenas (decretas) y a comer se dijo (accionas)… Deseas, enfocas tu atención, decides, decretas y accionas, todo en 5 pasos!

Cuando comencé diciéndote que es por la fe y el deseo que tienes que logras manifestar lo que quieres, es así mismo como lo expresé: es primero por la fe y luego por el deseo, la fe antecede al deseo. Puedes desear del porte de un buque pero si la fe no sustenta ese "buque de deseo", sabes dónde terminará, ¿cierto?… Sumergido en las profundidades del océano, donde nadie lo vea… La fe es una fuerte convicción de algo, tú tienes fe cuando crees fielmente en algo y como ya sabrás "lo que crees, lo creas"… Claro está que en el ínterin entre creer y crear hay cosas por hacer, tienes que dar los 5 pasos, tienes que desear, enfocar tu atención, decidir, decretar y accionar.

Y ¿qué es lo que crees? Lo que crees va sujeto a lo que aprendes, ya sea por iniciativa propia o porque la vida te enseñó que las cosas son de cierta forma y llamó "la vida" a todo tu entorno, tu familia, la sociedad y las situaciones que en sí te han tocado vivir, sobre todo en la infancia, que es donde más absorbes cosas de tu entorno. De pequeña eres tal cual una esponja, naces seca, libre de creencias y a medida que van sucediendo cosas, que vas viendo cosas, que escuchas cosas, vas sacando conclusiones y en función a esas conclusiones te formas una idea, una creencia o más bien varías creencias, las cuales vas absorbiendo gracias a tu "cuerpo esponjoso".

¿Te das cuenta del peso que tiene este asunto? Eras una bebe, viendo situaciones en tu entorno, de las cuales sacaste alguna conclusión y hoy a tu "pasada mayoría de edad", sigues viviendo en función de esas creencias que te formaste de pequeña. Hoy crees que tomas decisiones adultamente, pero en realidad muchas de tus decisiones actuales están basadas en la idea que te forjaste de pequeña, hoy tu niña interna es la que decide en tu cuerpo de mujer… Existen creencias comunes como las de "no puedo", "no me merezco", "soy mala", entre otras, que comandan la vida de muchos!

Si de pequeña por ejemplo sacaste la conclusión de que "no podías", es probable que en la actualidad, ya de grande, sigas arrastrando esa creencia o esa mentira personal. Obviamente, no andas por la vida repitiéndola, esa creencia está en tu inconsciente, bien guardada, bien oculta y aun así causando estragos en tu vida… Si por ejemplo en tu inconsciente crees que "no puedes", es probable que seas poco propensa a arriesgarte, a aventurarte, a ir en busca de lo que deseas y tendrás un sin fin de justificaciones, razones y/o motivos para no hacerlo, pero déjame decirte que la mayor de tus justificaciones no se encuentra en ninguna de esas que crees y declaras a viva voz, la mayor de tus limitaciones está en tu inconsciente!

No fue hasta mis 30 años, cuando estaba sacando la primera de mis certificaciones en coaching que gracias a mi maestro, me di cuenta que había vivido todos esos años arrastrando la creencia del "soy mala"… A medida que estudias te van aplicando las técnicas  porque la cosa parte por uno, no puedes pretender ir a aplicarle una técnica a otro, sin haber pasado antes por la experiencia, ¿cierto?… Y bueno fue ahí que vi la luz o más bien esa creencia se hizo ver, porque la tenía bien guardada en mi inconsciente.

Ese momento fue mágico,  revelador, fue asombroso! Ese ver es a lo que llamó normalmente "darse cuenta"… en ese momento me di cuenta y luego de eso le siguió lo bueno… Y lo bueno es hacer el trabajo interno para cambiar esa creencia inicial por otra que te apoye, que te favorezca, que te impulse, que te haga sentir bien… ¿Alguna vez has tomado una esponja y la has puesto sobre un montón de agua? ¿Sabes lo que hace la esponja? al comienzo la esponja absorbe agua pero llega un punto en que no puede seguir absorbiendo más, tiene un límite de absorción. Lo mismo sucede contigo, tú absorbes cosas, aprendes cosas, pero llega un momento en que te llenas, al igual que la esponja tú igualmente tienes un límite de absorción…

El pequeño gran detalle es que la mayoría de las cosas que absorbes lo haces en tu infancia y esto que diré a continuación no es por desprestigiar a tu niña interna, en lo absoluto! pero niña es niña y hay que saber cuándo debemos actuar desde una mirada de niña o desde la mirada adulta, ¿cierto?… cuando la vida te lleva a un extremo, cuando vives situaciones que mueven tu piso, que te sacan de tu tranquilidad, estas ante un apretón de esponja… Si, te están apretando, la vida te aprieta porque quiere que sueltes parte del agua (creencias) que absorbiste de pequeña para que tengas la capacidad, el espacio disponible para absorber algo nuevo.

Por eso es que en el fondo o digamos más bien que el trasfondo de todo lo que te sucede en la vida, lo bueno y no tan bueno, es para tu crecimiento, para tu transformación. Claro está que ante estas situaciones tú tienes la capacidad de elegir, eliges verlo como una oportunidad de crecimiento y sumado a esto eliges hacer el trabajo interno o eliges sentir que la vida es cruel e injusta, que las personas son tal y cual o que tú eres quizás que y no haces nada mucho al respecto…

Ya para finalizar, hay quienes saben mucho, yo era una que era insaciable en el saber… pero a la larga me di cuenta que con saber no es suficiente, que lo que realmente tiene valor en la vida son las pequeñas cosas que sabes, pones en práctica y en las cuales realmente crees! … Y ahora lo que me queda es compartir una de mis mayores creencias contigo… creo de corazón que nuestra vida es el reflejo de nuestro mundo interior y que a medida que tú te transformas, tu mundo se transforma… Si quieres transformar tu mundo te invito a que unamos nuestros espacios a través de tu pagina web en FB AMBI ZION, te espero! y paras seguir profundizando en lo que crees y creas, te invito a que veas el siguiente video