El ABC del Viagra femenino: Todo lo que tienes que saber aquí

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aceptó que la flibanserina se comience a vender a partir del próximo 17 de octubre en suelo norteamericano, con el nombre de Addyl y previa prescripción médica. Entonces, por supuesto que queremos todas las respuestas sobre esta nueva pastilla rosada, que sería una alternativa para combatir nuestras bajas de deseo sexual .

Por Rebeca Ubilla Madrid.

Tal como en los sesenta con los anticonceptivos orales, en pleno siglo XXI una nueva pastilla viene a revolucionar la vida íntima de las mujeres. Su nombre: Flibanserina, más conocido como viagra femenino, que saldrá a la venta el 17 de octubre en Estados Unidos, luego que la FDA aprobara el medicamento.
La Flibanserina había sido rechazada en 2010 y 2013 por la misma FDA, que consideró que su efectividad era muy poca, por lo que se pidieron más estudios. Con ellos en mano, esta vez el veredicto fue favorable y, como era de esperar, las organizaciones femeninas fueron las primeras en aplaudir la noticia. Un dato: fue desarrollado por Sprout Pharmaceuticals, una compañía de Carolina del Norte (EE.UU.) cuya plana ejecutiva está compuesta sólo por mujeres.
De acuerdo a las recomendaciones de la FDA, Addyl sólo puede ser prescrito por médicos que hayan tenido un entrenamiento específico, y la mujer deberá llenar un cuestionario que demuestre que fue advertida de los efectos secundarios que puede tener.

Los sí y no
Efecto de la "pastilla rosada": A diferencia de los fármacos similares para hombres, el efecto se concentra en el cerebro, y no en aumentar el flujo sanguíneo de los genitales y por esa vía incrementar la potencia. La píldora femenina regula la producción de químicos claves que actúan como neurotransmisores, teniendo un efecto positivo en aquellos que estimulan la excitación sexual (dopamina y norepinefrina), y negativo sobre el que inhibe el deseo (serotonina), incrementando el deseo sexual.
La doctora Pilar Valenzuela, gineco-obstetra de Red de Salud UC CHRISTUS, señala que se trata de un medicamento que está indicado para las mujeres que padecen el trastorno del deseo sexual hipoactivo, es decir, el deseo sexual disminuído, lo cual les genera estrés en sus relaciones interpersonales. En ellas ya se ha descartado, por ejemplo, que estén deprimidas o que otros medicamentos estén afectando su libido, "por lo que la Flibanserina es un alternativa", explica.

Para quiénes: Está indicada para mujeres con disminución en su libido, adultas en edad fértil y para posmenopáusicas. La dosis es de 100 mg. todos los días, sin interrupción. "No es un medicamento para el momento, como el viagra masculino, sino que es un tratamiento permanente", resalta la doctora Valenzuela. Aclara que el medicamento no produce alteraciones físicas, sino que sufren un cambio de disposición hacia los encuentros sexuales. "Quienes la tomen no andarán con el deseo sexual exacerbado, sino que verán un aumento en la cantidad de encuentros sexuales satisfactorios. Los estudios mostraron que ellos se incrementaban en uno a uno y medio al mes, por lo que tampoco es la panacea".

¿Tiene efectos secundarios?:
Los efectos colaterales los ha especificado el mismo laboratorio que lo produce. Se recomienda no ingerirla mientras se consume alcohol, ya que puede producir bajas en la presión arterial y en conjunto causar desmayos y pérdida de conciencia. Tampoco es conveniente mezclarla con otros antidepresivos, porque puede interferir el tratamiento, o a la par de medicamentos para los hongos, ya que puede recargar el trabajo del hígado. A ello hay que sumar que entre un 5 y un 15% de las pacientes que participaron en los estudios mostraron mareo, somnolencia y náuseas, síntomas que en algunas cedieron al mes de uso.

Voces en contra
Tal como la FDA rechazó su aprobación en dos ocasiones por considerar que no existía evidencia suficiente sobre su efectividad, en Chile no pocos especialistas han afirmado que reducir la felicidad sexual de las mujeres a la ingesta del viagra femenino es "no comprender a las mujeres de forma integral". La disminución de nuestro deseo sexual responde a varias causas, como una interacción entre las hormonas, la conformación química del cerebro, la relación con su pareja y su cultura, esgrimen como las causantes más comunes. El doctor Benjamín Vicente, miembro de la Academia Chilena de Medicina, dice que, en rigor, el concepto "viagra femenino" es equívoco, porque es un fármaco que "no tiene impacto en la potencia sexual, como el viagra masculino, sino que apunta al deseo sexual, que se relaciona con aspectos mucho más complejos, como experiencias previas, tabúes, capacidad de enfrentar el tema, restricciones fuertes o apertura exagerada". Por ello fue categórico en señalar que su efecto en el apetito sexual femenino será "escaso".

¿Qué pasa en Chile? Si bien aún no se sabe de solicitudes de aprobación de algún fármaco de este tipo que haya ingresado al Instituto de Salud Pública, se estima que la Flibanserina pronto estará en nuestro país, dado que "las restricciones para este tipo de medicamentos son menores que en EE.UU, y porque seguro habrán laboratorios dispuestos a desarrollarlo".

La dosis es de 100 mg. todos los días, sin interrupción. "No es un medicamento para el momento, como el viagra masculino, sino que es un tratamiento permanente."

La píldora femenina regula la producción de químicos claves que actúan como neurotransmisores, teniendo un efecto positivo en aquellos que estimulan la excitación sexual (dopamina y norepinefrina).