Cómo saber si tienes un fetiche

¿Sabías que es más común en los hombres? Pero eso nos excluye a nosotras de tener uno.

Un fetiche es el impulso sexual hacía objetos, juguetes y la observación de cosas, y no siempre tiene que ver con el acto sexual. Van desde la ropa interior femenina, los pies hasta juguetes.

Normalmente comienza en la adolescencia pero no se le toma mucha atención hasta después. Tener un fetiche no es malo, si lo descubres podrías disfrutar mucho más.

Mira esto:

1. Fantasías o impulsos sexuales por objetos no animados por más de 6 meses. La utilización de objetos durante el acto puede ser un indicio.

2. Cuando estas fantasías e impulsos se interponen con tu vida cotidiana y comienzan a provocar problemas en el trabajo, en la vida social y familiar.

3. Cuando solo puedes tener un orgasmo si ves pies, pompas o con algún objeto inanimado.

4. Igual que el punto anterior, durante el acto sexual debe estar incluido el objeto.

5. Cuando un fetiche es sumamente fuerte, comienza a darse una disminución de la vida sexual, las personas se vuelven introvertidas y tienen encuentros muy reservados con personas que disfrutan igual que ellos.