Ella no quería ser una novia con sobrepeso y mira qué pasó

Claire Crowthers, llegó a pesar más de 90 kilos. Su trabajo no le permitía tener una alimentación adecuada y mantenía una vida sedentaria.
Sin embargo, cuando su novio le pidió matrimonio, ella aceptó pero le pidió tiempo para adelgazar y mejorar su aspecto, ya que no quería llegar al altar con la obesidad que tenía.

La pareja comenzó a trabajar su cuerpo en conjunto y a los 10 meses de duro entrenamiento pudieron lucir unos cuerpos esculpidos. Hoy, ambos son parte de un grupo fitness que se dedica al deporte.
Actualmente, Claire es famosa en Estados Unidos por este logro, motivando a cientos de mujeres con su caso a cambiar su vida.

 Imagen foto_0000004020150622114246.jpg