A ellos también les pasa: Andropausia, la menopausia masculina

Imagen foto_0000002220150616094833.jpg Sus síntomas se confunden con las características propias del envejecimiento, como el cansancio o disfunción eréctil. Si se realiza un diagnóstico certero y se inicia el tratamiento, los resultados se notan en un par de semanas.
Por Carolina Palma Fuentealba.

Cambios en el estado de ánimo, depresión, falta de concentración, disminución de la libido, disfunción eréctil, pérdida de masa muscular y densidad ósea (osteoporosis), decrecimiento de la barba, pérdida de pelo y un incremento en la grasa visceral son los síntomas de la andropausia, también conocida como gonaidismo.
La mayoría de los hombres asume que estos síntomas son parte del envejecimiento, y no acude al médico. Gran error. Para que entendamos un poco, la andropausia se caracteriza por un descenso lento y gradual de la testosterona, lo que termina afectando la calidad de vida de los pacientes y aumentando los factores de riesgo cardiovascular. Usualmente la sufren hombres mayores de 60 años, pero en la juventud también se pueda dar.
¿La importancia de la testosterona? Es la hormona sexual masculina más importante, se forma en los testículos y tiene funciones en las diferentes fases de vida del hombre. Si bien la edad es un factor que afecta su producción –y todos sufren una caída normal de esta hormona– aquellos que presentan los niveles más bajos, son los más propensos a tener andropausia.
No es una enfermedad tan conocida como la menopausia, y por lo mismo resulta importante que todos la conozcamos. El doctor egipcio Farid Saad, líder global de Salud Masculina de Bayer en Alemania y especialista en endocrinología reproductiva, participó en el Simposio sobre Salud Masculina organizado por este laboratorio y la Sociedad Chilena de Urología, donde nos aclaró dudas sobre la andropausia que debemos conocer.

PREVALENCIA DE LA ENFERMEDAD
"Si miras a toda la población de mayores de 18 años, la prevalencia es de un 3% a 12%. Sin embargo, aumenta con la edad. Sobre los 60 años, la prevalencia es del 20%".

OBESIDAD
"Hay subgrupos con porcentaje mayores, por ejemplo, los obesos y con diabetes tipo II. En ese grupo la prevalencia puede alcanzar hasta el 50%. De aquellos con obesidad mórbida, con IMC por encima de 40, un 78,8% tiene baja testosterona".

EFECTOS EN LA FERTILIDAD
"Algunos estudios sugieren que hombres con problemas de fertilidad tienen problemas de testosterona. Sin embargo, ésta no es una causa de infertilidad, porque la fertilidad depende de muchos factores además de las hormonas".
PREVENCIÓN
"Para prevenir, la mejor opción es llevar una vida saludable: preocuparse de la alimentación, mantener un peso adecuado y también realizar ejercicio. Es algo que todos conocen, pero es difícil para algunos mantenerse en forma, aunque es el mejor seguro de vida que se puede tomar".

INFLUENCIA GENÉTICA
"Hay algunos hombres con enfermedades genéticas que les bajan la testosterona. La más frecuente es una alteración cromosómica. Los hombres habitualmente tienen X e Y, y las mujeres, doble X. Entonces hay una pequeña proporción, 1 en 500, con dos cromosomas X y uno Y. Ese síndrome involucra una disminución progresiva de testosterona, y con frecuencia pasa desaparecido. Su pubertad es normal, los problemas aparecen más tarde, y a veces se diagnostica sólo a los 50 o 60 años, cuando comienzan a sufrir osteoporosis".

MENOR TESTOSTERONA, MAYOR MORTALIDAD
"En algunos estudios epidemiológicos se observa que la esperanza de vida en hombres de baja testosterona es menor, y que la principal causa de mortalidad son las enfermedades cardiovasculares".

EL DIAGNÓSTICO
"El tratamiento requiere diagnóstico adecuado de deficiencia de testosterona, que se recomienda medir en la mañana porque la testosterona sigue un ritmo diurno, alta en la mañana y baja en la noche. Además, como los niveles fluctúan, se aconsejan dos mediciones separadas por una o dos semanas. Los síntomas típicos de una baja de testosterona son problemas sexuales, como la disminución de la libido, disfunción eréctil y algo que muchas veces se olvida: la pérdida de la erección matinal".

TRATAMIENTOS DISPONIBLES
Si se inicia el tratamiento, cambia la vida totalmente. No existe edad para tratarse, pero hay contraindicaciones que los especialistas analizan caso a caso. "Hay distintas formas de administrar la testosterona. Una es preparación en gel de aplicación transdérmica, que se hace con una aplicación diaria. Otra opción es la inyección de testosterona, que se hace cada 3 meses, 4 inyecciones al año. Depende de la preferencia del paciente, porque ambas preparaciones funcionan bien", asegura el doctor egipcio Farid Saad.
Otros presentaciones –no disponibles en Chile– son los pellets sublinguales, los parches escrotales y los parches cutáneos de larga duración. Los dos últimos tienen características relativamente similares al gel. Las terapias orales o sublinguales en general se desaconsejan por el primer paso hepático, que destruye casi en su totalidad el principio activo y por la gran variabilidad en la biodisponibilidad.
A tener en cuenta: las Isapres no cubren esta enfermedad en nuestro país.

RESULTADOS
"Algunos responden muy rápido, de 2 a 3 semanas, como el libido y el deseo sexual. La mejoría en el peso y en la circunferencia de la cintura se da en el transcurso de un año, y cada año va mejorando. Además, hay información inicial que la baja testosterona pudiera ser un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer. De hecho, actualmente se investiga en Australia si dar testosterona puede evitar su evolución".

LLAMADO:
"Hay subgrupos con porcentaje mayores, por ejemplo, los obesos y con diabetes tipo II. En ese grupo la prevalencia puede alcanzar hasta el 50%".