Wu-Tang Clan, potencia y nostalgia

La banda neoyorkina se presentó en Chile y junto a sus beats trajo al público recuerdos inagotables de música y vida.

Columna de opinión.

Hace unos días Wu-Tang Clan se presentó en Chile. El Movistar Arena se llenó de fanáticos del rap de ayer y hoy. Cientos de adolescentes se reunieron en el gran anfiteatro para hacer realidad su sueño y junto a ellos también estábamos nosotros los treintones igual de emocionados.

Asistí al concierto junto a mi amigo Reween, quien también es rapero. Mientras él se encargaba de las fotos, le di la espalda al escenario para observar al público. El Arena estaba copado y las caras reflejaban inevitablemente nostalgia y mucha emoción. Entonces comencé a pensar cuántos de los que estábamos ahí vivimos situaciones parecidas en nuestra adolescencia, noches callejeando por el barrio, los amigos de la plaza prestándose cassettes piratas, horas interminables cabeceando al ritmo del rap y tantas cosas más.

Sin duda, para todos los que preferíamos el rap en los 90’s y 2000 a otros estilos musicales (por ejemplo el techno), Wu-Tang Clan y en general la cultura hip hop nos abrió la mente, nos permitió descubrir una infinidad de temáticas tanto estéticas -ropa ancha o las cornrows, trenzas pegadas a la cabeza- como sociales. Éramos la primera generación adolescente chilena que vivía y crecía post dictadura, tuvimos una carencia fuerte de identidad y buscamos en movimientos foráneos un lugar de encuentro. El éxito del sistema neoliberal y el consumismo como la panacea nos estaban formando como un montón de entes incapaces de observar y criticar nuestro entorno. Pero el rap nos enseñó a tener otra mirada, a agudizar el ojo y a no creernos lo primero que nos cuenten. Una vez una amiga me dijo que el rap la había salvado de ser una estúpida consumista zombie y que eso no lo olvidaría. Creo que muchos nos sentimos así y lo agradecemos.

El movimiento hip hop va más allá que Wu-Tang Clan, pero ellos son fundamentales en la memoria de quienes nos hicimos adultos escuchando rap y eso se notó el 26 de mayo cuando miles de personas vibraban con Raekwon, Ghostface Killah, GZA, Masta Killa, Inspectah Deck, U-God y DJ Allah Mathematics. Todos saltamos y cabeceamos lo que para muchos aquella noche se trataba de algo más que música.

A continuación les dejo algunas fotos de lo que fue el concierto de Wu-Tang Clan en Chile.

Fotos: Reween

Evento producido por Bizarro.