Princesa Charlotte sería extremadamente atractiva en sus veintitantos

Recién Imagen foto_0000003620150603124507.jpg cumplió un mes y expertos ya modelan su rostro durante su crecimiento.

Ayer la princesa Charlotte cumplió apenas un mes y ya se habla, alrededor de todo el mundo, como será, a quién se parecerá, cuáles serán sus gustos, entre otros. Incluso, el grupo de diseñadores y organizadores de eventos Hola Partido (Hello Party en inglés), imaginaron cómo podría ser físicamente la hija de la Duquesa Cambridge en su primer, cuarto, octavo, duodécimo, décimo sexto y vigésimo primer cumpleaños.

Para su primer cumpleaños muestran a la pequeña princesa con un parecido sorprendente a su hermano George. Pero en su cuarto cumpleaños tendría una mirada más parecida a la de su madre. A los doce, la princesa iría cambiando su aspecto profundamente hasta llegar a los dieciséis años, donde Charlotte se convertirá en toda una duquesa de Cambridge doppelgänger. Dicen que un golpe fuerte vendrá a los veintiún años: ella se vería casi idéntica a su madre, con un amplia sonrisa y pelo largo y oscuro.

"Hemos trabajado en estrecha colaboración con un diseñador especializado en imágenes, reconociendo la progresión facial de las edades", explica, Gerry Connolly, cofundador de Hola Partido. A esta declaración, agregó: "Él cuidadosamente analizado imágenes del duque y la duquesa de Cambridge, incluyendo cómo fueron cuando crecieron. A ello agregó, fotos del primer hijo, el príncipe George. Esto le permitió crear una idea de cómo la princesa Charlotte pudiese parecerse como niña, adolescente y mujer. Creemos que va a ser una verdadera belleza y un verdadero Inglés Rose", remató.

Charlotte nació a principios del mes pasado e hizo su primera y única aparición pública, hasta la fecha fue en las escalinatas del Hospital, en los brazos de su madre. La bebé ha pasado la mayor parte de su primer mes escondida en Anmer Hall en Norfolk, después de haber conocido a sus abuelos Michael y Carole Middleton, junto al Príncipe Carlos y la Duquesa de Cornwall, en el palacio de Kensington.

Aunque el duque de Cambridge ha hecho varias apariciones públicas desde el nacimiento de su segunda hija, sobre todo en la final de la Copa FA, el sábado, la duquesa no ha sido visto desde aquel 2 de mayo.