El rincón del Streetstyle: La vida a cuadros. Por Nicole Putz

Los tacones y los pantalones son de Zara, la polera de HM, el bolso deNine West y las joyas de Tous.

 

Imagen foto_0000002220150324174543.jpg

 

Por Fräulein Nico/ @frauleinnico/ www.frauleinnico.com/

Es típico que frente a la llegada de una nueva tendencia, las mujeres no sepamos con claridad qué uso darle y cómo adaptarlo a nuestra personalidad y estilo. ¿Cuántas veces te ha pasado que replicar el look del maniquí termina siendo una mala idea? Dicen por ahí que la moda no incomoda…, y algo de cierto hay en el dicho. La verdad es que, por muy de moda que esté, la primera regla de oro la da la forma de nuestro cuerpo. Todas somos muy distintas y, sin excepciones, hay algunos detallitos que hay que potenciar y otros, disimular. A continuación, los mejores tips para llevar los cuadros, tan en boga, pero sin que te pase la cuenta:

Esta tendencia la podrás encontrar en blazers, sweaters, pantalones e incluso en camisas. Tradicionalmente son cuadros blancos con las líneas en negro, o al revés, cuadros negros con líneas blancas. Y acá va el primer tip de perogrullo: la "base" negra es menos complicada que la blanca. Por lo tanto, para todas aquellas prendas que cubran lo que necesites disimular o achicar, prefiere los cuadros negros.

¡Pero no siempre se necesita achicar! Por ejemplo, si eres de caderas o piernas anchas y más delgada para arriba, será una buena idea equilibrar las proporciones visualmente, "agrandando" apenas la parte de arriba. En esto podría ser una buena idea optar por una prenda con cuadros blancos en vez de negros.

Los secretos de los cuadros no terminan ahí pues, como cualquier otro estampado, cuentan las figuras: si los cuadros son amplios y grandes, visualmente agrandará; si son en cambio pequeños cuadraditos, achicará. Por ende, recomiendo preferir para los pantalones aquellos cuadros pequeños como los que uso en la foto, a menos de que se trate de un pantalón amplio en tela ligera, como podría ser un palazzo, donde podrías hacer la excepción.

Por último, ¡una advertencia! Evita mezclar este estampado con otros (¡es un arte muuuy muy difícil!). Mejor combínalo con otras prendas sin estampado, idealmente en tonos neutros (negro, blanco, beige o gris) pero para que todo no sea tan aburrido, "levanta" el look con toques de color a través de tus accesorios, como pueden ser los zapatos, tu cartera o una maxi pulsera. Recuerda que los cuadros ya darán bastante información al look: no lo sobrecargues, déjalos a ellos ser los protagonistas y evita usar muchos accesorios cuando los incorpores a tus outfits.