"Hay que llegar como señorita al matrimonio". El sermón que puede provocar serios problemas sexuales

Le dije que me contara qué fue lo que le decía su madre, que la marcó tanto. Ella con los ojos con lágrimas me contó...

 

 

Imagen foto_0000002220150209104312.jpg

Al realizar la primera entrevista de mis pacientes en Centro Miintimidad, fuera de examinarlas, les pregunto sobre su historia sexual, entre otras cosas.

 

Al investigar sobre el tipo de educación sexual que recibió en el colegio y en su casa, Pilar de 28 años me respondió "Mi madre me dijo que yo debía llegar al matrimonio como una señorita".

 

Le dije que me contara qué fue lo que le decía su madre, que la marcó tanto. Ella con los ojos con lágrimas me contó.

"Mi madre era muy conservadora y a mi hermana y a mí siempre nos encerraba en su pieza para darnos largos sermones en donde nos recalcaba varias cosas.

 

– Deben cuidar sus partes íntimas como si fueran unas joyitas, nadie debe tocarlas.

– Cuando se bañen deben mantener una buena higiene, pero nunca tocarse esas partes, para eso tienen una esponja para enjabonarse y después dejen que el agua les corra por allí.

– Nunca permitan que un hombre las toque, lo único que ellos quieren es abusar de ustedes y después las dejará botadas.

– No anden provocando por ahí, mostrando las pechugas o las piernas como unas cualquiera.

– Lo más importante es seguir las enseñanzas de la iglesia, deben estar felices de los hijos que Dios les mande, usar anticonceptivos va en contra de los principios divinos.

– La sexualidad está hecha para la procreación, todas esas cosas que se ven hoy en día en la televisión y cine, son puras cosas sucias.

– No se les ocurra ir a una discoteca, ahí van solo las sueltas a buscar sexo.

– Si llegan a quedar embarazadas antes de casarse serán la vergüenza máxima, ya no serán mis hijas y su papá las echará de la casa.

– Cuidado con andar maquillándose o poniéndose perfume para andar atrayendo a los hombres como moscas, ustedes siempre señoritas.

 

Así crecí con todas estas restricciones repetidas día a día.

Un día conocí en la casa de una amiga a un muchacho que me encantó, sentí que todo mi cuerpo se estremecía, no sabía lo que me pasaba y cada vez que lo veía, sentía que un calor recorría todo mi cuerpo hasta llegar a mis genitales.

 

El me invitó al cine una noche y yo asustadísima, mentí en mi casa y acepté la salida. Al dejarme cerca de mi casa, se despidió con un beso en la boca. Yo casi me desmayé de la emoción que sentí.

 

Para mala suerte mi papá estaba llegando a la casa en su auto y me vio. Después de interrogarme y castigarme, decidieron internarme en colegio para señoritas, sin tener la posibilidad de salir más que para año nuevo y navidad.

 

Así pase mi adolescencia, hasta que a los 18 años, terminé el colegio y ya no quise volver a la casa de mis padres y me vine a Santiago, en donde me acogió una tía, trabajé y estudié.

Hace 3 años conocí a mi actual marido, pololeamos 1 año y me pidió matrimonio.

 

Por supuesto llegué virgen a la noche de bodas, siguiendo los principios y enseñanzas recibidos en mi casa. Ahora estoy casada hace 2 años y aún no he podido consumar mi matrimonio.

 

Siempre que intentamos tener relaciones se me vienen a la mente las frases que me repetía mi madre día a día, siento que ella me está mirando y juzgando y lo que estoy haciendo es sucio, esto hace que automáticamente se contraigan todos los músculos de mi vagina y ella se cierre como un candado".

 

Ahora en Centro Miintimidad iniciaremos la ardua tarea de desensibilizarla frente a sus pensamientos fóbicos, frente al erotismo y enseñarle a cómo relajar su musculatura vaginal frente al intento de penetración vaginal, pasando por varias etapas hasta llegar al coito.

Este tratamiento nos tomará aproximadamente 10 sesiones, en donde participa una sexóloga y kinesióloga expertas en disfunciones sexuales y específicamente Vaginismo.

Le explique a Pilar que el testamento tiene un 100% de éxito y que lo único que necesitamos de ella y de su marido, es que acudan a las sesiones y sigan las instrucciones.

 

Odette Freundlich
Directora de Centro Miintimidad
Kinesióloga Especialista en Rehabilitación Pelviperineal y Sexualidad
contacto@miintimidad.cl
www.miintimidad.cl
www.vaginismo.cl