El nuevo perfil de la mujer chilena que se embaraza: ¿Te identificas?

En los últimos años el perfil epidemiológico de la mujer chilena que se embaraza ha cambiado drásticamente. Además de tener hijos en edades más tardías, muchas de ellas se embarazan en mal estado de salud. De hecho, más de la mitad de las embarazadas chilenas inician su control con sobrepeso u obesidad. En ese sentido el llamado de los especialistas de SOCHOG es que cuando decidan la búsqueda de un embarazo, deben realizar una debida consulta pregestacional y disminuir con ello el riesgo de muerte materna o las complicaciones que se podrían prevenir.

 

 

Imagen foto_0000002220140220180651.jpg

Según un estudio publicado en la Revista Médica de Chile, en el periodo 2000-2009 la natalidad presentó un significativo aumento en mujeres de 40 años o más. Para el Dr. Enrique Donoso, miembro de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología (SOCHOG), y uno de los autores de ese estudio, este fenómeno se debe a que – al igual como ocurre en países desarrollados – las mujeres desean alcanzar un mejor posicionamiento académico y económico antes de convertirse en madres y postergan el embarazo a edades mayores. "En el caso de Chile, además, pesa mucho el alto costo que implica la vivienda y la educación de los hijos", sostiene el Dr. Enrique Donoso, quien ha centrado gran parte de su investigación médica en el área obstétrica y de la salud materna y perinatal.

 

Este estudio demostró que en el período 2000 – 2009 el 51% de las muertes maternas se debió a enfermedades maternas concurrentes y a hipertensión arterial. Asimismo, la investigación permitió establecer que las mujeres de 40 o más años con enfermedades concurrentes tienen la tasa de mortalidad materna más alta (24,9/100.000 nacidos vivos). "Lo que es lógico, ya que a mayor edad, mayor es la probabilidad de adquirir enfermedades crónicas pregestacionales", señala el médico.

En el caso de la hipertensión arterial, el síndrome hipertensivo del embarazo (preeclampsia/eclampsia) es más prevalente en los extremos de la edad reproductiva a lo que se agrega la hipertensión arterial crónica en mujeres de 35 o más años.

 

MÁS DE LA MITAD DE LAS EMBARAZADAS SON OBESAS O TIENEN SOBREPESO
Uno de los grandes problemas del alto riesgo materno y perinatal es la obesidad materna que constituye un severo problema de salud pública. Según la última Encuesta Nacional de Salud, más de la mitad de las embarazadas chilenas inician su control de embarazo con sobrepeso u obesidad, factores que se asocian a una mayor frecuencia de malformaciones congénitas, aborto recurrente, parto prematuro, diabetes, hipertensión arterial, entre otras complicaciones.

Este escenario explicaría el por qué Chile no ha logrado reducir la mortalidad materna desde el año 2000, más aún, desde el 2008 se advierte una cierta tendencia ascendente. La última cifra oficial corresponde al 2011 y fue de 18,5/100.000 nacidos vivos.

 

ELECCIÓN DEL LUGAR DEL PARTO Y CONSULTA PREGESTACIONAL
Todo embarazo por normal que sea, puede tener un desenlace no deseado. "No se trata de atemorizar, pero eso deben saberlo las mujeres y sus familias. Lo importante es evitar las muertes maternas prevenibles", indica el Dr. Donoso.

En Chile el 99,9% de los partos son atendidos en maternidades públicas o privadas por profesionales capacitados. En ese sentido, el médico de SOCHOG recomienda que la paciente y familia deben estar conscientes de la infraestructura del lugar donde atenderá su parto.

"Frecuentemente buscan una falsa comodidad de una clínica maternal privada y que es básica en su infraestructura, en desmedro de un hospital público que dispone de banco de sangre, un equipo obstétrico, anestesistas, Unidades de Cuidados Intensivos, etc. También, es muy importante tener un adecuado consejo pregestacional, con fines de corregir algunos factores de riesgo y buscar el mejor momento de compensación de las enfermedades crónicas. Las mujeres mayores de 40 años, sanas o con patologías, tienen el derecho de ser madres, pero debemos buscar el momento óptimo para disminuir el riesgo materno-perinatal, y nuestro deber es ayudarlas", enfatiza el médico de SOCHOG.

 

ROL DE CESÁREAS EN MUERTE MATERNA
El estudio en el que participó el Dr. Enrique Donoso indica que es posible que la alta incidencia de operación cesárea del país haya dificultado la reducción de la mortalidad materna por hemorragia postparto que ha registrado 20 casos en 10 años, pero también contribuye a aumentar el riesgo de infección puerperal y tromboembolismo, causas importantes de muerte materna. "Es posible que el aumento de la operación cesárea pudiese ser un factor importante asociado a muerte materna", advierte.

Una de las grandes causas de la alta tasa de cesáreas que presenta Chile es el llamado "parto programado" que significa inducir el parto, procedimiento que – según enfatiza el Dr. Donoso – debe realizarse sólo por razones estrictamente médicas.