Anticonceptivos: Mitos y Verdades de las "Pastillas" y qué ocurre al dejarlas

Los métodos anticonceptivos es un tema que se debe tomar con seriedad. Hoy por hoy, muchos son los consejos que salen de conversaciones entre amigas y que están lejanos a ser ciertos. Es por eso que la Dra. Daniela Badilla, Ginecóloga de Clínica Ciudad del Mar, nos aclara este tema.

 

 

Imagen foto_0000000120140210182053.jpg

Según la última encuesta del Instituto Nacional de la Juventud (INJUV), en Chile más del 80% de los jóvenes usa algún método anticonceptivo, siendo los más utilizados el condón (48,7%) y las píldoras anticonceptivas (38,3%). Por esta razón, se hace central que la población se informe y utilice el que considere adecuado, siempre bajo la supervisión de un especialista.

 

¿Qué son los anticonceptivos?
Los anticonceptivos son diferentes métodos que permiten evitar un embarazo no planificado. "Hay diferentes tipos de métodos anticonceptivos, algunos como el preservativo, que se conocen como de barrera, además de prevenir embarazos previenen el contagio de infecciones de transmisión sexual. Otros conocidos como métodos hormonales evitan el embarazo, entre ellos tenemos: las pastillas o píldoras, los inyectables, los parches y el anillo vaginal. También existen los de larga duración, como el implante y los dispositivos intrauterinos (DIU)", explica la especialista.

 

Las pastillas

El método hormonal más utilizado en nuestro país, posee una gran cantidad de mitos asociados. Dentro de ellos, se cuenta la creencia de que si se "cuida" con ellas, no quedará embarazada por nada del mundo. Eso es un error, la Dra. Badilla nos explica que "la píldora es un método muy efectivo que si se toma en forma correcta no debería producirse un embarazo. Sin embargo, hay algunos medicamentos o problemas gastrointestinales, como diarreas o vómitos, que pueden disminuir su efectividad y llevar a un fallo".

 

Otra de las aseveraciones que se escuchan sobre este mecanismo, es que se debe "descansar" cada cierto tiempo, es decir, dejar de tomarlas para que el cuerpo se desintoxique, supuestamente de las hormonas que se ingieren a diario. Esto es completamente falso. Según nos aclara la Ginecóloga de Clínica Ciudad del Mar, Dra. Daniela Badilla "la píldora se puede tomar durante el tiempo que sea necesario y por periodos prolongados, no se necesita descansar. Hay que tener en claro que las hormonas que se utilizan son semejantes a nuestras hormonas, por lo tanto, no hacen mal".

 

Quizás uno de los mitos que más ronda a las pastillas anticonceptivas es que se las culpa de hacer engordas y salir una mayor cantidad de vellos. Ante esta consulta, la Dra. Badilla es enfática en señalar que "no es así, la píldora y los métodos hormonales en general no provocan cambio de peso, siempre y cuando se mantenga la alimentación y el ejercicio que se realizaba previamente. En cuento a los vellos, las pastillas no los aumentan, pero hay algunos tipos de hormonas que pueden tener un mayor efecto positivo a nivel de piel y pueden ayudar a disminuir los vellos y el acné".

 

Finalmente, se piensa que cuando la mujer que toma pastillas quiere quedar embarazadas, se va a demorar más en lograrlo; situación que iría en directa relación al tiempo que toma la píldora, es decir, mientras más tiempo, más demora. La creencia indica que no se está fértil apenas se deja el método hormonal. Esto también es falso. La especialista nos explica que "el retorno a la fertilidad es inmediato al dejar las pastillas, la curva de embarazo en pacientes que han usado pastillas es igual a las mujeres que nunca lo han hecho. La mujer se puede embarazar desde el mes siguiente, pero puede demorarse también un tiempo en embarazarse, como cualquiera."

Ahora que conoce un poco más sobre éste método anticonceptivo, recuerde siempre informarse y acudir a un especialista ante dudas o cambios, ya que son ellos quienes mejor orientación le pueden entregar.