Consejos: Cómo enfrentar la salida de vacaciones y el regreso al trabajo de manera positiva

A la espera del descanso, lo mejor es resolver asuntos pendientes. Al regresar al trabajo, confiar en las capacidades y no pensar negativamente, son algunas de las claves que recomiendan los especialistas.

 

Imagen foto_0000002220140203103538.jpg

En pleno verano, la ansiedad por tomarse unos días de descanso se apodera de todos; al mismo tiempo, quienes ya tuvieron vacaciones y deben regresar a su rutina, se angustian por retomar sus responsabilidades. Frente a esta realidad, que –naturalmente- afecta a todos, dos especialistas entregan algunas recomendaciones de modo de hacer más fácil ambos procesos.

Esa eterna espera…

Cuando todos disfrutan junto a la familia y amigos mientras uno sigue trabajando, es imposible no sentir ansiedad y angustia porque llegue nuestro turno. Por ello, el psicólogo de Megasalud, Ricardo Bascuñán, explica que la angustia "es una reacción psicológica y física que se activa frente a situaciones desagradables o dolorosas; por lo tanto, el mejor consejo es que hay que saber que la angustia y sufrimiento tienen fecha de vencimiento".

Bajo esta lógica, "sólo queda esperar a que llegue el inicio de nuestras vacaciones, mientras resolvemos cosas domésticas o pendientes. No es la idea que las vacaciones se transformen en un espacio para resolver las cosas que teníamos pendientes", enfatiza el especialista.

El retorno a la realidad

Cuando se gozan los últimos días de descanso, se manifiesta la angustia pensando en volver al trabajo pero "pensar de forma negativa generará esta reacción y por ello, confiar en nuestras capacidades para afrontar el año laboral es un elemento muy importante para disminuirla", asegura el psicólogo. En esta línea, "es importante recordar que justamente el principal objetivo de las vacaciones es descansar para renovar y recuperar la energía gastada. De esta forma, lo ideal es que los últimos días las personas puedan descansar lo más posible", dice.

Por su parte, José Ignacio Oñate, CEO de la empresa de Coaching Pro+Spirit, sugiere que "para volver en plenitud y energía a labores diarias, es fundamental organizar el trabajo pendiente, con calma, de forma ordenada y paulatina. Asimismo, realizar una lista de tarea y fijarse objetivos, con el fin de  tener control de nuestros logros, no olvidando aquellas responsabilidades que debemos cumplir más adelante, hasta retomar el ritmo habitual.

Agrega que "hay que ser paciente y tolerantes con la frustración, pues muchas veces deseamos resolverlo todo de una vez, pero eso sólo nos causará un estrés si no lo logramos; también es necesario desconectarse de los días de descanso, asumiendo que ha terminado, dando paso a una nueva oportunidad de desarrollar de manera más eficiente nuestras labores", argumenta. Finalmente, aconseja dormir las horas suficientes para retomar horarios habituales, "manteniendo un equilibrio en las actividades, dándose tiempo para realizar deporte u otros hobbies, que mantengan el cuerpo en equilibrio".