¿Qué es lo que más impacta en la primera cita? Descúbrelo y no te equivoques

Hay noticias para todos los que estén planeando una primera cita con alguien a quien aún no conocen personalmente: no hay que hacer tantos esfuerzos ni elucubraciones para agradar al otro.

 

Imagen foto_0000002220140123181609.jpg

 

Las mujeres podemos pasamos horas decidiendo cómo vestirnos cuando vamos a encontrarnos con alguien que nos despierta interés. Los hombres pueden llegar a invertir mucha energía en pensar con qué maravilloso relato de sus aventuras – o con qué deslumbrante vehículo – lograrán impactarnos. Hay noticias para todos los que estén planeando una primera cita con alguien a quien aún no conocen personalmente: no hay que hacer tantos esfuerzos ni elucubraciones para agradar al otro. Sólo se trata de ser cómo uno es, vestirse como a uno le gusta y vivir la vida como a uno le plazca. Ni más ni menos que esa combinación de rasgos que se suele calificar como "tener personalidad", ese combo magnífico que convierte a una persona en diferente al resto y por ende, especial.

Lo que más nos importa a hombres y mujeres en un primer encuentro es la personalidad. Una reciente encuesta entre más de mil usuarios del sitio número uno de citas, Match.com así lo confirma: el 49 % de los hombres encuestados y el 51 % de las mujeres afirmó que lo que más les interesa de la persona con la que se encuentran por vez primera es su personalidad.

 

Le siguen, en orden de importancia – y de impacto en la primera cita – la sonrisa del otro (30 % de los encuestados) y el sentido del humor (19 % de los votos).

 

En relación al sentido del humor, las mujeres demostraron mayor interés que los caballeros en este atributo.

Decía anteriormente que si algo desvela a muchas mujeres – y cada vez a más varones – es el vestuario. Muchos son capaces de pasar la noche anterior a esa salida especial en vela, pensando en qué ponerse. Relájense: sólo un 2 % de los encuestados por Match.com aseguró darle una real importancia a ese ítem estético.

 

Los números sirven para ratificar un punto en el que no me cansaré de insistir: la mejor estrategia para enamorar a alguien es no utilizar estrategia alguna. Si él o ella van a querer volverte a ver después de un primer encuentro, será por aquellos rasgos de tu personalidad que te diferencian de los demás. Tu particular modo de hablar, reírte y vivir la vida. Ese "no sé qué" que te convierte en alguien especial, distinto, único.