Realismo y surrealismo se conjugan en las pinturas de Tristan Pigott

Imágenes que reflejan la cotidianidad del ser humano, pero que a la vez juegan con nuestras percepciones para llevarnos así a nuestra propia interpretación.

Son pinturas, pero parecen fotografías, y no sólo por su evidente realismo visual. La principal característica de las obras de Tristan Pigott es que exploran las propias características del ser humano y se sumergen en la simpleza de su cotidianidad y su autoproyección, visible en la moda, el consumo de bienes y diversas tendencias que marcan nuestra época, llevándonos a sentirnos identificados o reflejarnos en éstas.

tristanpigott01650x1024.jpg

tristanpigott

tristanpigott02650x1024.jpg

tristanpigott

Sin embargo, tras ese evidente manto de realismo casi fotográfico, existe una ambigüedad que nace a partir de los juegos e ideas surrealistas que Pigott le confiere a sus imágenes. De esta forma, distancia al espectador de lo más real y le permite entrar en un juego de interpretaciones de sus narraciones surrealistas.

tristanpigott03650x1024.jpg

tristanpigott

tristanpigott04650x1024.jpg

tristanpigott

tristanpigott05650x1024.jpg

tristanpigott

Un artista que juega con nuestras percepciones usando modelos de moda que señalan el camino hacia al cuestionamiento y el descubrimiento de las construcciones sociales más superficiales creadas socialmente. Pinturas figurativas que no hacen más que resaltar y contrastar con su aspecto más surrealista, el mismo que ayuda a interpretar lo que estamos viendo.

tristanpigott06650x1024.jpg

tristanpigott

tristanpigott12650x1024.jpg

tristanpigott

tristanpigott13650x1024.jpg

tristanpigott

tristanpigott18650x1024.jpg

tristanpigott

Si quieres conocer más pinturas de este artista, te invitamos a visitar su sitio web oficial.

Fuente: Tristan Pigott