Maduración In Vitro de Ovocitos: técnica permite ser madres a mujeres con ovarios poliquísticos

Es una técnica que desde 1994 se utiliza en la reproducción humana y está indicada especialmente para mujeres con Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) que presentan problemas para lograr un embarazo. Asimismo, es una alternativa más a la hora de preservar la fertilidad en pacientes con cáncer. En Chile se comenzará aplicar por primera vez en la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Monteblanco.

 

 

Imagen foto_0000002220131023171401.jpg

 

"La Maduración In Vitro de Ovocitos – conocida como IVM por sus siglas en inglés (In Vitro Maturation)- no reemplazará jamás a la IVF, pero es una herramienta extra", sostiene de entrada la Dra. Carolina Ortega, ginecóloga de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Monteblanco y quien acaba de publicar en la prestigiosa Revista "Fertility and Sterility" de la Asociación Americana de Medicina Reproductiva, un estudio sobre la eficiencia de la criopreservación embrionaria en ciclos IVM de ovocitos en pacientes con SOP.

 

A diferencia de la Fertilización In Vitro (IVF), en la IVM el médico extrae los huevos inmaduros de la mujer, de tal manera que terminen de madurar en un laboratorio. "De esta forma no se requieren medicamentos para provocar una estimulación ovárica, por lo mismo es una técnica ideal para las pacientes que sufren de Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) porque jamás se van a hiperestimular, que es el mayor riesgo – aunque infrecuente – que puede ocurrir en un proceso de IVF, especialmente en las pacientes que presentan esta condición", señala la ginecóloga de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Monteblanco.

La Dra. Ortega explica que no existe un tratamiento estándar para el IVM y su aplicación depende del criterio de cada centro de medicina reproductiva.

 

Tasas de embarazo

La técnica de IVM presenta un porcentaje aproximado de embarazo de un 20%, lo que implica un 50% menos en comparación a la IVF. Según explica la Dra. Ortega, esto se debe en gran parte a que en la IVM el huevo se extrae en su etapa inmadura.

Estos resultados son parte del estudio que publicó la Dra. Carolina Ortega en la Revista "Fertility and Sterility".
La publicación también dejó en evidencia que otra de las razones que explican una menor tasa de embarazo de esta técnica en comparación a una IVF, es porque los embriones se implantan menos. "Como la paciente tiene pocas hormonas y los óvulos se aspiran prematuramente, el endometrio no alcanza a prepararse bien y eso puede provocar problemas de implantación. Por lo tanto, para evitar este problema el endometrio se debe preparar con mayor cantidad de hormonas en relación a una IVF", sostiene la profesional de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Monteblanco.

 

¿Cómo es la salud de los niños que nacen de la técnica IVM?

Desde que se comenzó a aplicar este técnica, en1994, han nacido alrededor de 2000 niños y hasta el día de hoy no se ha visto mayor diferencia con los niños nacidos de una IVF. Sin embargo – aclara la Dra. Ortega – hay que continuar el seguimientos de estos infantes.