Diversión

¿Madre de un recién nacido? Aprende a prevenir el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante

Si bien en Chile ha habido una disminución de las muertes por Síndrome de Muerte Súbita, SMSL, en los últimos años, la doctora Adriana Diettes, pediatra de Clínica Ciudad del Mar, asegura que aún hay medidas que pueden tomarse para evitar estos riesgos.

 

 

Imagen foto_0000002220131007181553.png
Imagen: Getty

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), es un problema transversal a toda la población mundial, que ha generado gran cantidad de investigaciones por su condición de impredecible e imprevisible.

 

"Si un lactante fallece súbitamente, pero en la autopsia se evidencia un problema cardiaco, deja de ser un Síndrome de muerte súbita; lo más importante es la forma de presentación y el haber realizado una acuciosa investigación que incluya una minuciosa historia clínica, autopsia y examen del lugar del fallecimiento y que a pesar de esto no se logre evidenciar una causa que explique la muerte del niño", asegura la especialista.

 

La incidencia de esta enfermedad ha ido cambiando en el tiempo gracias al avance de la medicina, el cual ha permitido hacer un diagnóstico más específico. Esto sumando a la implementación de las medidas de prevención; ha provocado que las cifras de mortalidad hayan disminuido en el país; en el año 2000 la tasa era de 0,52 casos por mil nacidos vivos.

 

Antes de prevenir, es necesario que los padres sepan identificar cuáles son los factores de riesgo que esta enfermedad conlleva:

 

– Edad materna (madres adolescentes y madres de edad avanzada) e intervalos intergestacionales importantes.

– Embarazos de alto riesgo y prematuros.

– Tabaquismo de los padres.

– Retardo del crecimiento intrauterino, bajo paseo al nacimiento.

– Drogadicción materna, el consumo de drogas durante el embarazo aumenta el riesgo de SMSL unas cuatro veces.

– Lactancia artificial, es un tema discutible pero muy importante, hay diferentes estudios que no muestran relación directa pero se considera que la lactancia materna tendría un efecto protector.

– Otros hermanos fallecidos por SMSL, existe una tendencia a asumir que el riesgo es mayor, sin embargo, es importante destacar que el riesgo real disminuye mucho cuando se hacen las correcciones correspondientes a la edad materna, circunstancias ambientales, etc.

 

Hoy en día el esfuerzo a nivel mundial que se ha hecho para tratar de identificar factores de riesgo en el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, y ha permitido evaluar qué medidas simples han modificado la incidencia de esta enfermedad, algunas de éstas son:

 

– Dormir boca arriba: "Hoy en día está fuera de duda esta asociación, de manera que las campañas de modificación de esta práctica explicando la importancia de dormir boca arriba han permitido reducir la mortalidad entre un 30 – 50%. Siempre está la pregunta si el dormir de lado es una práctica valida, claramente disminuye si lo comparamos con dormir boca abajo, pero tiene el doble de riesgo que dormir boca arriba" enfatiza la Dra. Diettes.

– Evitar la exposición al tabaco durante el embarazo y tras el nacimiento

– Evitar los colchones blandos

– El dormir los primeros meses en la misma habitación de los padres o un adulto, disminuye el riesgo.

– No dormir en la misma cama con los padres.

– Promoción de la lactancia materna.