Los hombres ponen a prueba a las mujeres. ¡Mira cómo!

Hay una verdad acerca de los hombres que es bastante patética, pero indefectiblemente cierta: después de una primera cita, están alertas a ciertas señales.

 

Imagen foto_0000002220131007090643.jpg

Suena un tanto fóbico y, de hecho, lo es. Este mecanismo funciona de manera automática en la mayoría:después de una primera cita, los hombres ponen a prueba a las mujeres.

Creíste que sólo el sexo femenino hacía este tipo de cosas, ¿verdad? Pues ahora ya lo sabes: ellos también evalúan a las mujeres con las que salen, sobre todo después de las primeras citas.

Concretamente, lo que los hombres quieren saber es si la chica en cuestión es una psicópata, lo cual sabemos que en el mundo masculino significa: demasiados llamados, un "te quiero" prematuro, entre otras cosas.

Aunque no estés actuando de una manera enfermiza, es posible que el chico con el que tuviste una cita se asuste con algunas actitudes. Si estás interesada en él y quieres avanzar a la siguiente etapa, evita los siguientes comportamientos que los hombres evalúan de las mujeres.

Llamarlo sin cesar
A los hombres les encanta creer que tú no paras de pensar en ellos, pero no les interesan las evidencias de que es así. Si comienzas a llamarlo una y otra vez, sin parar, automáticamente te ganarás el título de "acosadora".

Dejar tus cosas en su casa
Los hombres pueden ser un poco fóbicos y paranoicos, pero no son tontos. Cuando descubren que estás olvidando "accidentalmente" tus pertenencias en su casa, su luz de alerta se enciende. En esos casos, ellos saben que: quieres una excusa para volver o estás marcando territorio.

Manipular con el deseo
El sexo masculino disfruta sobremanera cuando una mujer le demuestra deseo y pasión. Sin embargo, cuando ellas usan su sensualidad para manipular o eliminar a una posible competidora, ya no les resulta excitante.

Ir demasiado rápido
Durante la etapa de las primeras citas, la mayoría de los hombres se mueve de la siguiente forma: avanza lento, se detiene; avanza lento, se detiene; y así… Por eso, no verá bien que quieras llevarlo a la casa de tus padres muy rápidamente o que le preguntes en la segunda cita cuál es su opinión con respecto al matrimonio.

Fuente: peru.com