Aumento de parejas sexuales en Chile: ¿nos trae beneficios?

Pese a los aires de libertad, aún persiste un prejuicio por nuestra vida sexual, que cada vez es más activa. ¿Nos trae beneficios este aumento de parejas sexuales?

 

Imagen foto_0000002420131003090800.jpg

Por Carolina Palma F.

¿Cuántas parejas sexuales has tenido? ¿1, 5, 10? ¿Más? La verdad es que para nosotras es bastante "complicado" hablar sobre un número. Por ejemplo, para este reportaje intenté conversar con amigas, y prefirieron no participar porque "es feo" que todos sepan. ¿Todavía es así? Aunque estemos en una época de libertad sexual, donde mantener relaciones flash es "aceptado" y hasta "alabado", lo cierto es que aún está inserta la categoría de "mujeres fáciles", en un mal sentido.

De hecho, un estudio realizado a 1.000 hombres y mujeres por el sitio de citas Seeking Arrangement, concluyó que las que han tenido relaciones sexuales con más de 10 personas en su vida son consideradas "promiscuas" por sus pares. ¿Y las que han tenido menos? Las catalogan de "inexpertas". Es que no se le puede dar en el gusto a nadie…

La conclusión final fue que la cifra ideal eran 10 parejas sexuales. El 46% de los hombres dijo que 10 era la cifra perfecta, mientras el 36% de las mujeres y el 42% de los hombres señalaron que preferían a alguien con menos experiencia. Los más "evolucionados" para algunos, son los menos, porque el 11% de las féminas y el 10% de los varones aseguraron que sería óptimo entre 10 y 30. Sólo el 3% del total aseguró que quería a alguien que haya experimentado con más de 30 personas.

NUESTRA SEXUALIDAD

Aquí resulta relevante considerar que el inicio sexual de los chilenos se ha adelantado bastante, junto con una mayor cantidad de parejas sexuales. "En general podríamos pensar que una mujer de 60 años de hoy puede haber tenido varias parejas en la juventud, si es que se permitió vivir la libertad sexual que llegó con la entrada de la píldora anticonceptiva. Pero probablemente no sean más de 5 y, si se casó joven, sin mucha experiencia y sigue casada, lo más seguro es que el número sea aún menor. Hoy una mujer de 20 años podría perfectamente tener las mismas 5 parejas que la mujer de 60, e incluso más en poco tiempo", asegura Michelle Thomas (@michellethomasv), sicóloga especialista en sexualidad, directora académica del Centro de la Sexualidad de Chile (Cesch).

Por su parte, Christian Thomas, gineco-obstreta y sexólogo, director general del mismo centro de estudios, nos cuenta que según la última encuesta de hábitos sexuales de los latinoamericanos, "GDA 2010", (que encuestó a cerca de 900 personas, hombres y mujeres con edades entre 18 y 55 años), los chilenos tendríamos 9 parejas sexuales en la vida, siendo el promedio latinoamericano de 10. Brasil tiene 12, y Perú y Ecuador, 7. "Esos son los extremos, y Chile bordea un promedio. Sin embargo, el promedio de parejas estables es de tres para los chilenos y chilenas", afirma.

Es que la sexualidad está enmarcada en un ritmo de cambios permanentes que no se puede excluir de los cambios contextuales y globales del mundo. "La entrada en el post modernismo nos ha llevado a cambiar paradigmas que estuvieron por siglos como parámetros de lo normal o anormal, de lo sano o lo enfermo, lo moral o inmoral y de lo permitido o lo prohibido. La sexualidad, sin duda, sensible y dependiente de la cultura, ha notado, como en pocas áreas, esta transformación", plantea Christian Thomas.

Aunque no pensemos que esta apertura viene siempre de la mano del saber sexual. Ahora usamos el término "inteligencia sexual" para integrar conocimiento en el área sexual (lectura, reflexión, talleres, educación sexual escolar, universitaria, etcétera) más experiencia sexual y autoconocimiento. "Esto implica que en una sociedad tradicional como la nuestra, en donde el acceso a libros y talleres es reducido, la información a nivel escolar o universitario es casi nula, y la reflexión en la casa es casi inexistente, la posibilidad de desarrollar 'inteligencia sexual' es muy reducida y se funciona más bien desde mitos urbanos, transmitidos de generación en generación, e información de segunda o tercera mano, las más de las veces distorsionada y de dudosa calidad".

Informémonos, simplemente, porque esto implica que desarrollamos en general el área de la experiencia (según el promedio de la encuesta), pero en nada nos dice de la calidad de esa experiencia. Y menos sabemos aún del autoconocimiento, porque la experiencia clínica dice que es pobre, especialmente en las mujeres, que tenemos un bajo nivel de masturbación y autoexploración, siendo muchas veces la vagina un lugar de repulsión o de escasa introspección.

Sigue > >