Lars von Trier, talento y polémica sin límites

Este viernes 28 se estrenó el primer trailer de su nueva película Nymphomaniac, considerada por el mismo director como “porno filosófico”.

“Un melancólico danés masturbándose en la oscuridad ante las imágenes de la industria del cine”, así se definió hace ya varios años el cineasta danés Lars von Trier. Un nombre que suena como a arte, originalidad, sadismo y polémicas. Hoy en día, un ícono del cine independiente, ganador de unos tantos premios, alabado por la crítica especializada y con miles de fanáticos y detractores en todo el mundo. Es que con Von Trier no hay términos medios: lo amas o lo odias aborreces.

En 1998 ya se generaban polémicas en torno a él y a su forma de hacer cine. El estreno de su película Los Idiotas produjo críticas por la crudeza de sus imágenes. Claro, es que no todos los directores en la década de los 90 incluían sexo explícito y orgías reales en las escenas de sus filmes. De todas formas, él se excusó aduciendo que su cinta seguía los principios de Dogma 95, movimiento cinematográfico que prohíbe los efectos especiales, entre otras cosas, para darle así más énfasis a la historia e interpretaciones. Y vaya que se lo tomó en serio…

Trailer de Los Idiotas

Dos años después estrenó Dancer in the Dark, un musical lacrimógeno protagonizado por la cantante islandesa Björk, quien interpreta a una (muy) inocente mujer, apunto de perder la visión y que hará hasta lo imposible para que su hijo no padezca su misma enfermedad. La cinta obtuvo una nominación en los Premios Oscar y ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Hasta ahí todo bien, si no fuera porque Björk, luego del rodaje, aseguró no querer volver a actuar en alguna película. Al parecer Lars llevó al límite las emociones de la artista, presionándola psicológicamente y torturándola a tal punto que nunca más se dirigieron la palabra. La cantante llegó incluso a escupir en los pies del director… esa onda.

Trailer de Dancer in the Dark

Y si tenemos que seguir buscando polémicas en la biografía de este particular director, no podemos dejar de lado Antricristo (2009), filme que produjo la indignación de la prensa por el contenido de sus escenas. Basta con ver los primeros cinco minutos del largometraje para comprender lo que se viene: un bebé cayendo por una ventana mientras sus padres tienen sexo. Luego, casi dos horas de sesiones sádicas, amputaciones genitales explícitas, sangre, sexo sangriento y más, mucha más sangre. Frente a las críticas, el cineasta sólo dijo “No me debo a la audiencia sino a mí mismo. Hago las películas para mí” así, sin que se le moviera un solo músculo de la cara.

Trailer de Anticristo

Cómo olvidar una de sus últimas frases célebres durante la presentación de su película Melancholia en el Festival de Cannes 2011: Yo entiendo a Hitler, aunque entiendo que hizo cosas equivocadas, por supuesto. Sólo estoy diciendo que entiendo al hombre, no es lo que llamaríamos un buen tipo, pero simpatizo un poco con él”. La declaración no sólo le valió el repudio por parte de la opinión pública, sino también el ser considerado “persona no grata” por parte de la organización.

Trailer de Melancholia

Lars von Trier es un personaje megalomaniaco y altanero. Está por completo consciente de su incomparable talento, de su capacidad creativa y de cuán poderoso es su nombre en el mundo del cine. “Soy el mejor cineasta del mundo”, dijo una vez sin siquiera inmutarse. ¿Pero es el mejor cineasta que tenemos en la actualidad? Probablemente no, pero sí es uno de los más creativos e influyentes de los últimos años. No sólo ha sido un pionero en lo que a técnica respecta, sino también un crítico y arriesgado artista, siempre queriendo ir más allá, a veces bordeando la locura o la crueldad, pero sin duda, un genio del séptimo arte. 

Este viernes 28 se estrenó el primer trailer de su nueva película Nymphomaniac, considerada por el mismo director como “porno filosófico”. Compartimos contigo esta primicia para que puedas hacerte una idea de su nueva propuesta cinematográfica, que de seguro dará que hablar: