En el Día de la Familia: Los secretos para lograr la armonía en el hogar

El periodista estadounidense Bruce Feiler plantea en su libro "Los secretos de las familias felices" que existen técnicas empresariales que ayudarían a alcanzar el bienestar familiar. Este 15 de mayo las revisamos, por celenrarse el Día Internacional de la Familia.

 

Imagen foto_0000002220130612115639.jpg

Bruce Feiler es un periodista estadounidense -muy conocido por su columna sobre asuntos familiares en el New York Times-, que acaba de presentar su libro "Los secretos de las familias felices". En él, plantea que las familias que mejor se organizan son aquellas que han sabido aplicar en sus hogares las técnicas que rigen en los centros de trabajo.

Basándose en su experiencia y en la de casos estudiados, llega a la conclusión de que las reuniones -tal y como se efectúan en las empresas- constituyen una de las mejores prácticas para fomentar las buenas relaciones entre los integrantes del grupo familiar. "No son necesarios más de 20 minutos", expone el autor en su libro.

En el sitio elconfidencial.com, resumen cómo debiera ser cada reunión familiar, de acuerdo a lo planteado por Feiler en su guía:

Para empezar, hay tres cuestiones que se deben plantear:

-Qué ha ido bien en nuestra familia esta semana.

-Qué no ha ido bien.

-En qué vamos a centrarnos la siguiente semana.

Todo el mundo debe responder a las preguntas, dando su opinión. Después, cuenta Feiler, deciden centrarse en dos asuntos en los que trabajar durante la próxima semana. Para que la reunión no se convierta en un caos, teniendo en cuenta que es básico que participen los niños, el periodista da una serie de consejos:

-Es recomendable empezar la reunión con un pequeño juego, para que los pequeños vean ésta como algo divertido.

-El reparto de tareas debe dejarse para el final de la reunión. Es lo que más interesa a los niños, y estarán más atentos en el trascurso del encuentro si esto se trata en último lugar.

-Si los niños han hecho algo mal durante la semana, se debe tratar el asunto en la reunión, dejando que sean ellos mismos quienes elijan el castigo correspondiente.

-Cuando se va a tratar un asunto controvertido todos deben de dar su opinión sobre éste antes de empezar la discusión.

-Si hay que tratar un asunto se pueden celebrar reuniones extaordinarias, pero es importante que estén presentes todos los miembros de la familia.