¿Qué hacer ante una grave quemadura? Seis pasos para impedir un desastre mayor

Accidentes con la calefacción y derrame de líquidos calientes son las principales causas de quemaduras en la casa, que aumentan durante el invierno debido al uso de estufas y guateros.

 

Imagen foto_0000002220130610185448.jpg
Imagen: Getty

 

Estufas encendidas, guateros y chimeneas son artefactos de uso común  para disminuir el frío. Debido a esto, y al aumento del consumo de líquidos calientes como té, café y sopas, el invierno es la época del año en la cual se producen más accidentes por quemaduras en el hogar.

 

Un descuido en la casa puede causar heridas graves con secuelas irreparables.­ De hecho,  aproximadamente el 70% de los accidentes por quemaduras se producen en el hogar. Por eso, es fundamental conocer los riesgos y tomar todas las precauciones necesarias.

 

"En el hogar existen múltiples artefactos que puede producir quemaduras si no se manejan con precaución. Para disminuir los riesgos, se debe tener especial cuidado sobre todo con los niños, que son los más susceptibles de sufrir este tipo de accidentes", señala la Dra. Katherin Falck, Médico Gestor de Calidad de HELP.

 

Por eso, HELP entrega algunas recomendaciones para prevenir este tipo de accidentes:

 

  • Evitar que los niños entren en la cocina, pues es la zona del hogar donde con mayor frecuencia se producen quemaduras.·         

 

  • No cocinar con ollas o sartenes calientes en los quemadores delanteros de la cocina. Se deben preferir los posteriores o, en su defecto, las asas o mangos deben estar hacia atrás y no asomar por el borde de la cocina.

 

  • No dejar artefactos eléctricos enchufados sobre mesones o tabla de planchar, pues el niño puede tirar el cable por curiosidad y provocar la caída de agua u objetos calientes.

 

  • Jamás consumir líquidos o alimentos calientes con niños en brazos.

 

  • Educar a los niños sobre el peligro de los objetos calientes, explicando los riesgos que implica acercarse a estufas o circular libremente por la cocina.

 

  • No calentar objetos sobre superficies no diseñadas para esto, como estufas o chimeneas.·         Evitar poner estufas en zonas o muy estrechas o de tránsito habitual.

 

  • Si un niño está en una habitación con estufa u objetos calientes, debe tener supervisión constante de un adulto.

 

  • Revisar los guateros cuidadosamente antes de ser usado, y desecharlos cuando han cumplido su vida útil.

 

Una vez producida la quemadura, la especialista de HELP indica seguir el siguiente procedimiento:

 

  • Retirar a la persona de la fuente de calor lo más rápido posible.

 

  • Enfriar la quemadura lo antes posible, exponiendo la zona afectada bajo el chorro de agua fría, por lo menos 10 a 15 minutos. En caso que la quemadura sea eléctrica, no se debe aplicar agua.

 

  • No aplicar sobre la lesión polvos, cremas, aceites o cualquier otro "remedio casero".

 

  • Luego de colocar la  quemadura  bajo el chorro de  agua  fría ,cubrir la quemadura con un apósito o un paño limpio. Es importante que la tela no arroje pelusas. El vendaje no debe ejercer presión sobre la quemadura.

 

  • Es fundamental contactar de inmediato a un servicio de urgencia, para que un especialista evalúe la gravedad de la lesión.

 

  • No se debe usar hielo directamente sobre la quemadura, pues puede causar mayor daño a la piel. Tampoco se deben manipular  las  ampollas  en  el  domicilio.