Diversión

Pestes: Los tipos y cómo y cuándo pueden complicarse

Esta patología se presenta con mayor frecuencia en los niños y aunque no es común que genere complicaciones o consecuencias graves, siempre es recomendable saber en qué consisten.

 

Imagen foto_0000002220130509182403.jpg
Imagen: Getty

 

Popularmente se le llama "Peste" a ciertas enfermedades infectocontagiosas que se manifiestan de forma característica en nuestro cuerpo, ya sea, mediante salpudillo o "manchitas " en la piel, fiebre u otro tipo de síntomas. Los especialistas las llaman enfermedades exantemáticas y aseguran que existen unas mucho más graves que otras.

 

"Prácticamente todas estas enfermedades son causadas por microorganismos virales, lo cual determina que la mayoría no tiene un tratamiento específico, sino que su manejo va dirigido a los síntomas asociados a la enfermedad. Una excepción a esto es la escarlatina, cuya etiología es una bacteria llamada Streptococcus piogenes", señala la Dra. Daniela Fuentes, infectóloga pediátrica de Clínica Ciudad del Mar.

 

Actualmente las pestes más comunes que afectan a los niños son la Varicela, la Escarlatina y el exantema súbito o roséola infantum; mientras que las menos frecuentes son la Rubeola y el Parvovirus B19. El Sarampión prácticamente ya no se ve en nuestro país, gracias a la vacunación masiva. De hecho los últimos casos registrados han sido todos contraídos en el extranjero. Estas enfermedades suelen confundirse entre sí, por eso es importante que sean identificadas y diagnosticadas por un especialista.

 

"Se diferencian principalmente por el tipo de lesiones que presenta la piel y la presencia o ausencia de algunos síntomas asociados, tales como, síntomas respiratorios, fiebre, adenopatías, compromiso mucosa oral, entre otros.", indica la infectóloga, quien además diferenció los síntomas de las más comúnes:

 

Varicela: Se manifiesta mediante lesiones vesiculosas o ampollas que se rompen fácilmente. Producen picazón y en una semana se vuelven costrosas. Otro aspecto importante de esta enfermedad es la presencia de estas lesiones en la mucosa oral y en el cuero cabelludo.

 

Escarlatina: ésta comienza con fiebre y lesiones eritematosas en todo el cuerpo. A diferencia de la Varicela, las lesiones en la piel se palpan como piel de gallina o como lija, acentuándose con mucha mayor intensidad en la zona inguinal y axilar.

 

Exantema Súbdito: Esta enfermedad comienza con fiebre alta durante 3 días sin otros síntomas, al cuarto o quinto día baja la fiebre y aparecen unas lesiones eritematosas tenues en el tórax y abdomen.

 

En relación a las complicaciones que se desprenden de los diversos tipos de pestes, la mayoría son autolimitadas y no dejan secuelas. Sin embargo, dependiendo del tipo de infección, existen grados variables de complicaciones tales como infecciones bacterianas de la piel en las varicelas; neumonías y convulsiones febriles en otros exantemas", culminó la infectóloga pediátrica.