“Blachman” un programa de TV creado para criticar el cuerpo de las mujeres

Thomas Blachman -ex juez de Ex Factor Dinamarca, es el conductor del programa que ha sido ampliamente criticado y comentó a la prensa que no está preocupado por eso.

Hemos visto tantas cosas en la TV, sabemos que ésta junto con la publicidad han hecho un gran daño al empoderamiento de la mujer en la sociedad moderna. Ambas mantienen estereotipos y son medios con una gran fuerza y arrastre para las masas.

En este contexto les cuento que en Dinamarca se estrenó un programa llamado “Blachman” que no es otra cosa más que un conductor con un invitado -siempre hombres- sentados en un sillón mirando a una mujer desnuda y criticando su cuerpo sin piedad. ¿Cuál será el objetivo de este show? Complicada pregunta. Al parecer solo rating.

“Blachman” es un programa de TV sin ningún tipo de escrúpulos. Thomas Blachman -ex juez de Ex Factor Dinamarca, es el conductor del programa que ha sido ampliamente criticado y comentó a la prensa que no está preocupado por eso. Insólitamente agregó que “la ingratitud es la única cosa que realmente puede desgastar a los pocos genios que residen en este país. Recuerda, yo les doy algo que nunca han visto antes.. No muerdas la mano que te da de comer”. Parece que quiere que le agradezcan por su gran idea. WTF?

Por otro lado la productora, Sofia Fromberg, aseguró que tienen “un programa que revela lo que los hombres piensan del cuerpo femenino. Honestamente, ¿qué hay de malo en eso?”. 

Para ellos su show no tiene nada de malo, pero si nos ponemos a pensar en la cantidad de jóvenes con desórdenes alimenticios, el aumento de las cirugías estéticas y la baja autoestima de tantas mujeres en todo el mundo, no creo que este programa aporte en nada a la sociedad. Al contrario.

Según el Huffingtonpost un estudio realizado el 2005 reveló que los espectadores sentían mayor ansiedad sobre su propio cuerpo después de ver las críticas del cuerpo en la televisión. Otra investigación (2004) asegura que las niñas son propensas a internalizar los ideales de aspecto que ven en los medios de comunicación.