Fotopinturas en la regadera, una obra de Alyssa Monks

El momento en el que nuestros poros están más abiertos es la inspiración de Monks, una artista que pinta con tanta exactitud los efectos del agua que parecen fotografías.

Justo en el momento en que estamos en la regadera es cuando somos más puras, más limpias, nuestros poros se encuentran completamente abiertos y no hay maquillaje, ropa o barrera que disfrace nuestro cuerpo.

Naturales, tal cual somos en ese momento, es la inspiración de Alyssa Monks, una artista originaria de Nueva Jersey que ama el juego entre el agua y el cuerpo, ya que se crean texturas líquidas y gaseosas que le fascinan reflejar.

regadera2660x650.jpg

Cuando vi por primera vez las obras de Alyssa dije, “estas no son pinturas, son fotografías”, su exactitud es tanta que te hace sentir que la obra fue tomada con el lente de una cámara pero la verdad es que ella misma los pintó.

Esto es lo más relevante de su obra,  ya que ella encuentra en la pintura hiperrealista  la manera de unir la fotografía con la pintura en  cuadros húmedos de personas bajo la regadera.

regadera3660x650.jpg

Desde que era adolescente a Monks le encantó el reto de aprender a pintar el agua con todas su cualidades, esto la llevó a descubrir su peculiar talento para mezclar invención y dinamismo en sus obras que te hacen percibir una fotografía y una pintura al mismo tiempo.

regadera4660x650.jpg

Las obras de Alyssa juegan con tu mente, no sabes lo que estás viendo, es tan real el efecto del vapor, el agua, el vidrio, la piel que quedas impactado al observar con detenimiento ¿qué te parecen a ti estas foto-pinturas?

Fuente: Culturacolectiva.com