Diversión

Tienes astenia sexual si Mira cómo reconocerla y combatirla

En casos en que está la presencia de la temida astenia, la sexualidad pasa a ser una carga para el individuo más que un foco de placer y energía....

 

Imagen foto_0000002220130327205540.jpg
Imagen: Getty

Por Karen Uribarri 

 

Llamada científicamente como astenia sexual, el cansancio en materia de relaciones íntimas es considerado incluso parte de las conocidas disfunciones que podría sufrir una pareja.

 

"Llevamos más de tres meses sin tener sexo y la verdad es que no tengo ni ganas de intentar dar vuelta la situación. Tengo demasiados problemas como para más encima preocuparme por cuántas veces me acuesto con mi marido", se quejaba suspirando una auditora que llamó hace unos días a una radio para confesar su drama. La ausencia de sexualidad con su pareja la había distanciado tanto, que ahora incluso no tenía fuerzas para traerlo de regreso a sus brazos. El, incluso, ya sufría de problemas de erección, los que atribuía esta mujer a una ausencia de deseo hacia ella. En este embrollo de emociones y actuares, salió el tema de la astenia sexual y de cómo puede transformarse de una enfermedad individual a una patología de pareja. Un problema serio, por supuesto, que puede llevar al distanciamiento total de los protagonistas.

 

¿A qué se le llama astenia? "En todas estas descripciones uno de los elementos fundamentales ha sido siempre el desgano, la falta de motivación para hacer las cosas y la astenia, el cansancio tanto psíquico como físico. Esto ocasiona un círculo vicioso, el cansancio que imposibilita la acción o la dificulta, también lleva a la pérdida de deseo para realizar esta acción", dice el sexólogo Enrique De Rosa, por lo mismo la depresión, la ansiedad y la astenia, muchas veces están ligadas entre sí. Ahora bien, esta fatiga está relacionada a todas las áreas de la vida, pero que en esta oportunidad centraremos en lo que a materia sexual se refiere, es decir, como repercute en la vida, la falta de energía sexual. "Existe en los últimos tiempos un fenómeno quizás ligado a lo que agregáramos en otra parte respecto al incremento del estrés en relación a situaciones de crisis, y es la aparición de signos importantes de astenia, particularmente en lo relativo a la sexualidad en individuos jóvenes inclusive de edades 25 y 30. Estos pacientes llegan en muchos casos con una variada automedicación que incluyen el sidenafilo, vitaminas y estimulantes de diversos tipos", aclara el especialista.

 

En casos en que está la presencia de la temida astenia, la sexualidad pasa a ser una carga para el individuo más que un foco de placer y energía (producto de las endorfinas), es decir, el sexo se transforma en una "tarea marital". En este contexto, en los hombres se produce consecuentemente problemas de erección, aumentando aún más el estrés y por ende, la astenia.

 

Es importante destacar que para lograr solucionar el problema de la fatiga sexual, es necesario estar consciente de que se tiene y de que se desea hacer algo por combatirla. Luego, recurrir a un sexólogo, quien abordará el tema desde un nivel psicoterapéutico individual, vincular y sexológico. Este deberá, además, descartar las múltiples causas de las disfunciones sexuales y de la astenia de causa orgánica. "En el que el diálogo se pueden abrir aspectos insospechados, historias no contadas, y la relación de cada persona respecto a que es y de que se trata esto de la sexualidad. Las concepciones, las cogniciones, las creencias pueden ser la base de una vida sexual poco motivadora y también ser parte y origen en esta pérdida de gusto o placer, y de goce por aspectos vitales y quizás todo esto se exterioriza solo por la astenia, o una demanda de performance sexual".