Riesgo de muerte en clases de gimnasia: ¿cómo saber si nuestros hijos corren peligro?

El reciente fallecimiento de un niño de 11 años, quien murió mientras realizaba ejercicios en clases de educación física en Putaendo, ha generado nuevamente las señales de alarma.

 

Imagen foto_0000002220130322172235.jpg

Resulta difícil aceptar que un niño muera de pronto a causa del esfuerzo físico realizado en sus clases de gimnasia. Sobre todo, si el pequeño jamás había presentado problemas al corazón.

Ese fue el caso de un menor de 11 años, quien falleció después de sufrir tres paros cardiacos durante sus prácticas de educación física en su colegio, en Putaendo.

Su triste e inesperado deceso ha vuelto a generar la alarma entre padres y profesores, quienes a raíz de este caso han recordado varios otros ocurridos en similares circunstancias durante los últimos años. ¿Están todos los niños en peligro? ¿Cómo saber si nuestros hijos pueden, efectivamente, realizar el esfuerzo físico exigido en las clases de gimnasia del colegio? ¿No se supone que debemos fomentar la práctica de deportes en los menores? ¿Cómo hacerlo con estos antecedentes?

Muchos son los colegios que han reaccionado ante esta realidad y han optado por exigir a los padres un certificado médico que avale la buena salud del alumno y su condición favorable para sumarse a las clases de educación fisica. Si el establecimiento no lo pide, es recomendable que los apoderados, de todos modos, consulten con un médico y chequeen constantemente la salud de sus hijos.

Uno de los centros médicos que ofrecen una evaluación es Miniclinic, que a partir de este mes lanza una campaña centrada en el diagnóstico del estado físico de los niños, para enfrentar las exigencias del ramo de educación física en sus respectivos colegios.

Para la evaluación, el centro médico realiza un procedimiento que consta de:

– Una encuesta que se les realiza a los padres e hijos con el fin de conocer el historial de cada menor y tener los antecedentes necesarios para lograr un diagnóstico.

– Un examen médico en el que se ven las diferentes capacidades del menor en el aspecto físico.

– Un electrocardiograma para medir el comportamiento cardíaco del niño o adolescente.

Todo ello deriva en un diagnóstico que, de ser positivo, generará un certificado médico que acredite que el niño está en condiciones de practicar educación física en el colegio. Así, el documento podrá ser presentado a las autoridades de los respectivos establecimientos. El costo de la prestación es igual al de una consulta médica.

Miniclinic atiende de lunes a viernes en sus centros ubicados en supermercados Líder Santa Amalia (La Florida), Jumbo Maipú (Mall Arauco Maipú) y en Líder Rodrigo de Araya (Macul). Más información: www.miniclinic.cl