Dímelo todo en una mirada

Conoce a Mariana, una artista que realizó un performance donde ella termino siendo sorprendida por uno los asistentes.

Hay amores que duran toda la vida, y a pesar del tiempo o la distancia los corazones pueden seguir latiendo al mismo ritmo. No necesito demasiadas palabras para describirlo.

Ellos son Marina y Ulay, tuvieron una relación sumamente intensa en los años 70, como coincidencia cósmica nacieron el mismo día. Durante mucho tiempo trabajaron haciendo performance artísticos juntos. Pero todo terminó y para despedirse de una relación llena de misticismo, energía y atracción decidieron caminar por toda la Muralla China, cada quien desde un extremo para encontrarse en el centro, darse un fuerte abrazo y despedirse para siempre.

Marina continuo siendo artista de performance y muchos años después expuso en el MoMa y presentó la obra “el artista presente” , un minuto de silencio mirando a los ojos a quien quisiera sentarse frente a ella. Sin pensarlo Ulay llegó, y esto pasó: