El Tarot: su origen, misterios y qué tan certero puede ser al predecir nuestro futuro

Brotando de la oscuridad de los tiempos más remotos, desde las mismas profundidades de la enigmática Gran Pirámide de Egipto, los naipes del Tarot nos hablan con el idioma universal del subconsciente, que no es sino el lenguaje de los símbolos.

 

 

Imagen foto_0000002220130220181748.jpg
Imagen: Getty

El Tarot no es un juego de cartas cualquiera, esta especial baraja resume en sí misma todos los elementos concernientes a la psique humana y al comportamiento del individuo. Su correcta utilización no sólo ofrece claves acerca del futuro sino que, además, desentraña los misterios velados de la personalidad del que a ellas acude.

 

Brotando de la oscuridad de los tiempos más remotos, desde las mismas profundidades de la enigmática Gran Pirámide de Egipto, los naipes del Tarot nos hablan con el idioma universal del subconsciente, que no es sino el lenguaje de los símbolos.

 

Sin embargo, para interpretar su simbolismo precisamos bucear en el principio esotérico desde su creación. Esta es la única manera de llegar al conocimiento total que los naipes del Tarot representan, desde que los primitivos iniciados reflejaron en esas cartas el Universo entero y su correlación e influencia entre los seres humanos.

 

EL MISTERIOSO ORIGEN DEL TAROT.

Se ha dicho que los que sintetizaron en las cartas del Tarot toda la sabiduría universal fueron "los misteriosos herederos de civilizaciones desaparecidas, procedentes de otros planetas, otros mundos u otras galaxias".

 

El legado de su sabiduría y el compendio de sus observaciones astronómicas han llegado hasta nosotros en forma de mazo de cartas o naipes que, si bien es verdad que sus distintas variantes se han utilizado a lo largo de los siglos para juegos de azar y echar la "buena ventura", no es menos cierto que cuando se profundiza en todo ello puede apreciarse que va mucho más allá de todo juego y pasatiempo.

 

La primera descripción científica del juego del Tarot (1781) atribuye un origen egipcio a sus naipes adivinatorios. Sin embargo, el fascinante Tarot, tal como lo ha fijado la tradición mántica de los dos últimos siglos y tal como lo conocemos, nos viene directamente determinado por el ocultismo de la Edad Media.

 

Sea como fuere, el hecho es que el Tarot es uno de los métodos que el hombre ha utilizado desde más antiguo para pronosticar el futuro. Sus naipes, que han dado origen a todas las barajas modernas, se relacionan entre sí de acuerdo con complicadísimas leyes de lógica combinatoria.

 

Sigue en página 2…