Andrés Longton: "Con Wilma estamos súper instalados, felices y muy consolidados"

“Me satisfacen las cosas simples”, dice este joven abogado de 30 años, viñamarino y quien lleva casi un año de relación con la española que le robó el corazón en un Reality.

 

Imagen foto_0000000120130204162342.jpg

 

A sus 30 años, este abogado viñamarino ya no ejerce su profesión, pero está pensando en montar un negocio familiar junto a su pareja, la española Wilma González. Un hombre que pasó del anonimato al show business local, luego de encerrarse en "Mundos Opuestos" y "Pareja Perfecta".

 

Lo primero que haces cuando te levantas:
-Picotear algo dulce en la cocina, porque me levanto con ansiedad… Así que puedo comerme un dulce, cereales o algún chocolatito que tenga en el refrigerador.

 

¿Qué necesitas para ser feliz?
-Tener a mi lado a la persona que quiero, mantener una familia súper unida y, en lo profesional, realizarme en lo que me apasiona. Yo creo que es una combinación de esas tres cosas.

 

Palabra que te mejor te define:
-Acelerado… Porque soy muy hiperquinético, tanto en mi vida diaria y, ¡para todo!… Todo lo quiero rápido y todo me produce ansiedad.

 

Mujer que consideras irresistible:
-Mi mujer… Porque es hermosa y es la mujer que amo.

 

Un defecto femenino que no soportas:
-No me gustan las mujeres frías de carácter ni forma de ser; esa mujer que no es de piel, que no es cariñosa y que no es muy demostrativa. Es que, al contrario de eso, a mí me gusta la gente que es muy emocional para sus cosas.

 

Un aroma excitante:
-El mío (ríe)… No, pero un perfume que usaba yo, el Issey Miyake, me recuerda mucho mi adolescencia. Ese aroma me encanta.

 

Tu mayor pasión:
-La "U" (ríe)… Es que mí sueño frustrado era ser futbolista, por lo tanto, mi pasión sería algo relacionado con eso, como tener un club o estar a cargo de un equipo de fútbol. Aparte, el deporte en general me gusta bastante.

 

¿A qué no te puedes resistir?
-Al chocolate. Como chocolates todos los días, aunque sea un pedacito, si no me produce ansiedad.

 

Hoy, ¿estás solo o acompañado?
-Acompañado, por supuesto. Con Wilma llevamos casi un año de relación, vivimos juntos con su hijo, que ya es como si fuera mío y estamos súper instalados. Felices y muy consolidados.

 

Si pudieras retroceder el tiempo, ¿hay algo que cambiarías?
-Yo creo que habría terminado cosas que no terminé. A mí me cuesta mucho finalizar las cosas y, quizás cuando chico, debería haberlo hecho. Por ejemplo, me dedicaba al tenis y era bueno, pero no seguía. Por lo tanto, me arrepiento de no haber sido tan constante en cosas que en verdad me apasionaban. O, también, me arrepiento de no haber meditado un poco más lo que yo quería hacer para mi vida, de los 18 en adelante y, en ese sentido, siento que tomé decisiones muy apresuradas.

 

Tu mayor satisfacción:
-Las cosas simples. Me satisface, por ejemplo, pasarlo bien con la Wilma, estar en familia tranquilo y sin preocupaciones, compartir con los amigos haciendo un asadito…

 

Y lo último que haces antes de irte a dormir:
-Generalmente, veo una película, alguna serie o leo… Es que tengo problemas para dormir, entonces, necesito estar haciendo algo para poder conciliar mejor el sueño.