Higiene del sueño: mira de qué trata y cómo te ayudará a sentirte mucho mejor

•Durante el verano muchas personas desordenan un poco su horario para el descanso, debido al mayor tiempo libre, la mayor oferta de entretención nocturna y las largas siestas vespertinas.

 

 

Imagen
Imagen: Getty 

Para muchos veraneantes, en especial para los jóvenes, las vacaciones son sinónimo de noches largas y días cortos, con mucha actividad social y mañanas que se extienden hasta casi mediodía. Y si bien este cambio de horarios es esperable, cuando abusamos del trasnoche el cuerpo puede resentirse más de lo conveniente.

 

"Si este desorden ocurre gran parte de los días, vamos a sentirnos cansados y somnolientos porque nuestro organismo está programado para dormir durante la noche, ya que es en ese período que se regulan diferentes mecanismos homeostáticos y metabólicos necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo", explica el neurólogo del Centro del Sueño de Clínica Santa María, José Luis Castillo.

 

El especialista explica que pese a que durante la época estival no tengamos la obligación de levantarnos temprano, debemos preocuparnos de dormir las horas que nuestro organismo necesita y mantener cierto orden en los horarios, tanto para dormir como levantarse, aunque pueden ser más flexibles. Asimismo, es importante no abusar de la ingesta de comida y alcohol antes de dormir, ya que perjudican el descanso que se obtiene al tener un sueño reparador.

 

En cuanto a la siesta, con la que muchos compensan la falta de sueño nocturno, el neurólogo destaca que si bien ayuda a reparar parcialmente el trasnoche, no reemplaza completamente las horas de sueño perdidas.

 

"La mejor manera de reponerse de un trasnoche, es durmiendo más temprano al día siguiente. Además, es importante hidratarse adecuadamente, comer liviano y saludable y hacer ejercicio unas tres horas antes de dormir", explica el especialista.

 

En tanto, el café y otras bebidas estimulantes se pueden utilizar para disminuir la somnolencia, pero en forma moderada, ya que la mayor vigilia obtenida puede no ir acompañada de un adecuado nivel en la atención y concentración.

 

"Como todo en la vida, los excesos siempre son perjudiciales, pero 1 noche de trasnoche a la semana puede ser perfectamente aceptable, sobre todo si no tenemos alguna patología del sueño", finaliza.