Diversión

¿Dispuesta a todo? Te damos los tips para una primera cita en la que quieres sólo sexo

Bue. Como que aquí es fácil el asunto. Si crees que Shakira casi que escribió para ti la canción “una loba en el armario, tiene ganas de salir, auuu”, entonces sabrás que hay que utilizar artillería pesada.

 

Imagen foto_0000002220130131225356.jpg

Primero, cómo se contesta una llamada.

Suena el teléfono, sabes que es él. Debes demorarte al menos unos 5 rings antes de contestar. La voz debe ser sexy, juguetona, y el texto encantador, tipo "hola, justo estaba pensando en ti. Es que anoche soñé contigo, pero no te puedo contar por teléfono qué…". El mensaje está clarito: este huevito quiere sal y todas las especias posibles.

Segundo. Cómo vestir.

Una mujer que se precie de cazadora debe tener al menos unos 4 conjuntos de lencería sensual, si no, partiste a comprarlos. La ropa debe ser sugerente, no directa, algo así como un lindo escote, o un femenino vestidito.

Debes escoger: si vas a mostrar piernas, no puedes mostrar escote. Si vas a mostrar espalda, no uses una transparencia. Muy mala ocurrencia sería que usaras dos elementos a la vez. Corres el serio peligro que si alguien te ve, te ofrezca dinero por tus "servicios". Sexy, no meretriz. Maquillaje natural, no estuco, porque a los hombres les carga besar y saborear tanta pintura. Pelo sencillo, no peinados complicados que te hagan lucir intocable. Tienes que ser toda una invitación a acercarse a ti, como abejas a la miel.

Me imagino que está demás decirlo, pero lo incluiremos igual: siempre ayuda una rica crema, que la pongan a una suavecita; un perfume discreto (no queremos marear al tipo en cuestión), y unas pastillitas de menta.

Tercero. Dónde ir. Si él captó el mensaje, te invitará a su departamento porque quiere cocinarte. Casi que literalmente. Si resultó ser medio tontín (no por eso menos apetecible), y quiere invitarte a comer o a tomarse unos tragos a algún pub, recurre a la Ley Antialcohol Tolerancia Cero, que para eso está, para usarla: "es que me da susto que nos pare la policía, prefiero que vengas a mi casa y así podemos conversar más tranquilos".

Cuarto. Qué temas evitar. Lo bueno de cuando una sólo quiere que esta primera cita sea sólo sexo, es que casi que da lo mismo de qué hablar. De hecho, sería ideal decir ni pío y sólo actuar. Aquí la jugada inicial es mirar de manera coqueta y ensalzarlo, agrandarle el ego…, entre otras partes. "Qué bien te queda esa camisa, realmente eres de los pocos hombres que conozco con tan buen gusto para vestir". En otro momento te acercas, como si le fueras a dar un beso en la mejilla, pero no, le hueles el cuello con una inspiración profunda, todo esto para decir: "me encanta tu olor". Ya a estas alturas las cartas están echadas.

Prohibido hablar mucho de pega o de cosas profundas. Lo que nos interesa aquí es crear un ambiente de sensualidad, lo que significa que hay que apelar a temas como la música favorita de ambos, el lugar preferido para ir de vacaciones, puros recuerdos lindos. Si hay terraza o jardín en el lugar en el que estás, hay un clásico que no pasa de moda y nunca falla: sal a admirar la noche y siente mucho frío. Necesitamos que él te abrace. Ya en su regazo, le puedes lanzar esa mirada y esa sonrisa que pareciera decir "tú y yo sabemos en qué va a terminar esto".