¿Tu relación se volvió monótona y aburrida? Mira los tres hechos que la llevaron a esto

Sabemos que mantener una relación saludable no es fácil y requiere de mucha paciencia y tolerancia. Por esto, en este artículo intentaremos discutir las principales causas en la que una relación puede volverse aburrida y cómo salir adelante en las distintas etapas de la vida: crecer, tener hijos y vivir juntos.

 

Imagen
Imagen: Getty 

 

Las razones por las cuales una pareja puede llegar a su fin son tantas como cada personalidad que existe. Pero, ¿cuáles son las principales causas de esto?, ¿existe una salida a esta agonía?, ¿puede ser considerada la rutina como sinónimo de aburrimiento y monotonía que mata una pareja?

Las consecuencias más comunes en las relaciones donde la monotonía manda son: siempre el mismo tono, el fastidio, las peleas que no llevan a nada, la falta de condiciones de ceder y de ver el punto de vista del otro, estar cada vez menos dispuestos a estar cerca, besarse, reír y sentirse feliz. Lo que deja por resultado frases tipo "creo que no te amo más", "quiero una relación más intensa", "necesito una vida mejor", entre otras.

Sabemos que mantener una relación saludable no es fácil y requiere de mucha paciencia y tolerancia. Por esto, en este artículo intentaremos discutir las principales causas en la que una relación puede volverse aburrida y cómo salir adelante en las distintas etapas de la vida: crecer, tener hijos y vivir juntos.

Analicemos cada punto para ver que no son sinónimos de una vida monótona y gris:

Crecer: seamos sinceros, es inevitable. Por eso, es importante saber comprender las responsabilidades y obligaciones que nos toca vivir para poder disfrutar al máximo cada etapa. En una relación el crecimiento significa compañerismo y complicidad entre los miembros de la pareja.


Vivir juntos: muchas personas creen que la convivencia puede matar un noviazgo, pero si fuera cierto ¿por qué hay personas que lo han logrado? Es verdad que compartir el espacio genera algunos problemas, pero también es un ejercicio para la tolerancia, la madurez y la transformación. Aunque para esto es clave tener voluntad. Con ella, la pareja siempre terminará encontrando una solución para sus diferencias. Un consejo extra, para discutir siempre se necesitan dos personas, si tú te das cuenta que la discusión que está en puerta no tiene sentido o necesidad, mejor déjala pasar y no te enganches porque será para peor.

Los hijos: tanto el hombre como la mujer deben recordar que además de sus papeles de "padre" y "madre", también siguen siendo una pareja. Por esto, es importante saber reservarse un tiempo para ellos. ¿Cómo? Cada quien sabrá adaptarse y manejar sus tiempos, pero reservarse por lo menos una noche a la semana es fundamental para poder compartir su intimidad.

El hecho es que las obligaciones y las responsabilidades cuando no están equilibradas con el ocio y el placer se vuelven aburridas. Por esto, es importante prestar atención a estos puntos para evitar que la rutina se vuelva monótona y gris.
Comprender qué sentimiento hay detrás cada enojo, saber construir momentos íntimos y valorarlos, reconocer los errores propios y compartirlos, no hacer de cada situación complicada un drama irreparable y entender el valor de una sonrisa, es la puerta de entrada a una evitar una relación gris y sin sabor.

Por esto, ¿cómo lidiar con estas circunstancias que tienden a apagar el romanticismo y el interés en la relación?. Concretamente , la respuesta está relacionada la madurez, la voluntad y la elección de cada miembro de la pareja.

 

Por Mariela Barreira, gerente de desarrollo de Match.com para Latinoamérica