Diversión

Anestésicos para lo primeros dientes podrían ser mortales para los bebés

Algunos anestésicos de uso bucal podrían generar serios problemas para los menores, ya que según la FDA y el ISP su suministro sin supervisión médica puede ser mortal para menores de dos años.

 

Imagen
Imagen: Getty

La salida de los primeros dientes de una guagua suele ser un proceso difícil para muchos padres que ven cómo los niños cambian de humor, lloran e incluso pierden el apetito durante este proceso conocido como dentición.

 

Sin embargo hay que ser muy cuidadosos al momento optar por un tratamiento para aliviar los dolores de la dentición, ya que según la FDA y el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), existen algunos medicamentos que pueden llegar a ser incluso fatales en menores de dos años.

 

De acuerdo al ISP existen riesgos asociados a la aplicación indiscriminada de anestésicos tópicos locales que contengan benzocaína, Lidocaína y Prilocaina, ya que podrían provocar Metahemoglobinemia, un trastorno sanguíneo que genera que la hemoglobina se vuelve incapaz de transportar el oxígeno de manera efectiva a los tejidos corporales pudiendo causar daños permanentes en el cerebro e incluso la muerte.

 

Debido a lo delicado de este tema, los especialistas recomiendan en primer lugar ser responsable e informarse a la hora de suministrar un tratamiento para el alivio de la dentición. "Es importante consultar siempre con un pediatra antes de suministrar cualquier medicamento o anestésico bucal a un menor", señala el pediatra Jaime Cisneros, quien recalca que "existen otras alternativas 100% seguras, y eficaces sin componentes anestésicos y que evitan poner el riesgo la salud de los niños".

El médico recomienda también combinar el uso de un juguete plástico para calmar las encías y un producto de origen y composición natural que no presente riesgos para los niños.

 

Desde el punto de vista integral, el doctor Cisneros enfatiza "es importante considerar que hay medicamentos creados en base a compuestos naturales que sirven para calmar el proceso de la dentición y también tranquilizan a los bebés, favoreciendo el buen dormir y evitando hasta el meteorismo en el caso de los lactantes".

 

Advertencias Internacionales

En el año 2006, la Food and Droug Administration (FDA) advirtió por primera vez sobre los riesgos de productos de venta libre que contienen Benzocaína, Lidocaína y Prilocaina, dando origen a numerosos reportes, lo que motivo a reiterar la advertencia en abril del 2011.

 

La FDA, recomienda a los padres utilizar estos medicamentos bajo estricto control médico ya que la Metahemoglobinemia causada por estos componentes podría requerir tratamiento, hospitalización y en los casos más graves, la muerte. Además los niños podrían sufrir daños permanentes al cerebro y en los tejidos del cuerpo por la cantidad insuficiente de oxigeno en la sangre.