Cómo entretener a tus niños en vacaciones y no morir en el intento

Lejos de abrumarse por el tema, lo importante es que los padres guíen a sus hijos y sean capaces de ofrecerles opciones de actividades que los niños puedan disfrutar.

 

Imagen
Imagen: Getty

 

Durante las vacaciones, es común escuchar que niños y adolescentes repitan en más de alguna ocasión la frase "estoy aburrido". Esta expresión es señal de que los menores desean un cambio de actividad y realizar nuevos pasatiempos. En estos casos, lo importante es que los padres o los responsables de los pequeños puedan ofrecerles diversos panoramas, como pasar tiempo descansando en la casa o disfrutar con los amigos en el parque.

 

La psicóloga infanto-juvenil de Vidaintegra, Fernanda Orrego, explica que "en el caso de los más pequeños, es importante guiarlos y fomentarles la imaginación, de modo que puedan entretenerse con cosas simples, como por ejemplo, jugando con autos o a las muñecas. De esta forma no será necesario estimularlos constantemente con panoramas especiales". En esta etapa, entregarles materiales como palitos de helado, hojas de colores, stickers, lápices y pegamento puede ser suficiente para que los pequeños se diviertan.

 

Por su parte, entre los adolescentes la frase "estoy aburrido" suele ser bastante repetitiva. Durante este periodo de vida hay un componente social importante, debido a que los jóvenes necesitan del contacto con sus iguales para pasarlo bien. Es por ello que durante las vacaciones extrañan a sus compañeros de curso y sienten que no es igual de entretenido pasar tiempo solos que compartiendo con los demás. Salidas a las plazas o invitar a amigos y primos a realizar actividades pueden ser buenas ideas para no aburrirse durante el verano.

 

Lejos de abrumarse por el tema, lo importante es que los padres "guíen a sus hijos y sean capaces de ofrecerles opciones de actividades que los niños puedan disfrutar. También es fundamental que los adultos encargados de los menores incentiven la creatividad en ellos. Por otro lado, es positivo que en casa, los pequeños y adolescentes tengan a su disposición algunas buenas revistas o libros de su interés y que, además, cuenten con paseos organizados", dice la especialista de Vidaintegra.

 

Pintar, leer, dibujar, hacer manualidades, divertirse con juegos de salón, salir a la plaza, ir a la piscina, andar en bicicleta, participar de actividades en municipalidades, clubs, colegios o agrupaciones scout, son algunos de los panoramas que recomienda la psicóloga Fernanda Orrego para niños y adolescentes durante sus vacaciones.

 

Realizar actividades como ver televisión y entretenerse con juegos de consola no es malo, pero es importante que no sea el único panorama del verano. También puede ser beneficioso que los niños ayuden en el hogar y que tengan un par de labores delimitadas, esto sin olvidar que la idea es que los más pequeños de la casa descansen. En relación a tareas escolares, la psicóloga infanto-juvenil asegura que "si no es necesario y el colegio no lo solicita, es válido que sea un periodo libre de labores académicas".

 

Finalmente, lo ideal durante las vacaciones es que "padres e hijos, en la medida de lo posible, aprovechen el tiempo libre para divertirse y conocerse más. Cuando los papas y los niños se sienten conectados emocionalmente, prácticamente da lo mismo lo que hagan ya que siempre lo pasarán bien juntos", concluye Fernanda Orrego.