¿A un mes del fin del mundo? Lo que ocurrirá, lo que no y lo que pasa hoy en el mundo

Como no hay plazo que no se cumpla, cuando se veía tan lejano ese día, hoy nos queda sólo un mes para la esperada fecha y saber qué pasará realmente.

Imagen

¿Es el 21 de diciembre el fin del mundo? La verdad es que hasta hoy nadie lo sabe, pero sí hay muchas teorías que hablan del apocalipsis de esta fecha y de cómo terminará así un ciclo en la Tierra.

Y como no hay plazo que no se cumpla, cuando se veía tan lejano ese día, hoy nos queda sólo un mes para la esperada fecha y saber qué pasará realmente.

Creyentes o no, el mundo está pendiente y es por eso que desde hoy se puede ver en Twitter el hashtag #MiUltimoMes, utilizado para comentar lo que cada persona pretende hacer este supuesto, último mes de vida, los ejemplos: Reconciliaciones, ofrecer disculpas, bajar de peso, decir te quiero, llamar al amigo que hace años no vemos o confesar algún pecado.

Los Mayas y su profecía
Los Mayas fueron la cultura que más se acercó al calendario que actualmente usamos, además de ser de las civilizaciones prehispánicas más desarrolladas y hacer eco en todo el mundo con esta profecía del fin del mundo.

El origen de la profecía que según los entusiastas del fin del mundo anuncian el Apocalipsis para este 21 de diciembre, proviene de un par de lápidas descubiertas en la década de 1960 en el sitio arqueológico "el Tortuguero" con inscripciones que describen el regreso de un dios maya al finalizar un tercer período de 394 años. Los expertos dicen que la fecha es el fin de un ciclo de 5 mil 125 años desde la Cuenta Larga maya en 3 mil 114 antes de Cristo.

Para añadirle un poco más al lado de los escépticos, en mayo de este año se descubrieron nuevas tablas astronómicas del periodo clásico Maya en Xultún, Guatemala, lo que parece ser la última prueba que refuta de una vez por todas que el 21 de diciembre será el fin del mundo.

 

Los muros que arqueólogos estadounidenses desenterraron exhiben glifos y representaciones alusivas a periodos y ciclos calendáricos que se anteponen a las profecías del 2012, pues su conteo contempla 7 mil años después de su creación, que fue del 814 DC, o sea que según éstas, nos quedarían al menos, otros 7 mil 800 años.

Lo que sí es cierto, es que el 21 de diciembre nos da pretexto para tener un periodo de renovación, para cerrar un ciclo y esperar que el siguiente nos ayude a mejorar, o a desechar cosas que no nos gustan. Algo así como los propósitos de año nuevo, pero muy anticipados.

 

El turismo
Pero tal como dice el portal www.animalpolitico.com, esto no sólo ha traído temor en la población mundial, si no que también ha sido acompañado de una bonanza turística, ya que el corazón del territorio Maya, tuvo al menos un año entero de celebración.

Sigue en página 2…