Klic Klic: el juguete erótico que te permite tener sexo a distancia

Superando lo imaginado, este nuevo juego que es muy popular en España, sirve para poder mantener una "conversación" erótica con mucha acción, y manipulando los aparatos a distancia, logrando causar un gran placer 3.0.

 

 

Imagen foto_0000002220121113211256.jpg
Imagen: Getty

Es verdad que la web da para todo y ya hace mucho tiempo se transformó en un medio de comunicación, para conectar a las personas a distancia, aún cuando esta lejanía este marcada por varios continentes que los separan.

 

En el tiempo, se sumaron también las conversaciones eróticas, entre quienes ocupaban los chat, o el Skype para disfrutar de gratos momentos de placer, con el otro a través de la red.

 

Pero hoy, además se le puede sumar al hablar, escuchar y vernos, el poder sentir al otro, gracias a un nuevo juguete erótico que es muy popular en España, y que promete vivir un momento, lo más parecido al encuentro cuerpo a cuerpo. 

 

El portal Entremujeres.com, publicó información sobre estos dispositivos de comunicación sensitiva, que fueron diseñados por una empresa española, y que tienen un soft y conexión a Internet y Bluetooth, conecta a dos personas más allá de cualquier distancia y a un nivel erótico nunca imaginado. Cada movimiento, cada caricia, cada roce es percibido y disfrutado al máximo. Sus diseñadores afirman que Klic Klic "es capaz de hacer estremecer de placer a nuestra pareja desde dos puntos lejanos del planeta, vivir las mil y una noches de dos mil maneras distintas, hacer realidad los sueños más privados sin despertar un único rubor. Las fantasías privadas nunca habían sido tan sensibles a la realidad".

 

Los juguetes –que vienen en blanco o negro, con formas sobrias y elegantes y realizados con silicona médica- captan el movimiento que realiza cada miembro y lo devuelve según el grado de intensidad de los estímulos. Además, aclaran sus creadores, "incorporan más geometrías que la vagina normal, de la misma forma que también presenta una curvatura mayor que un pene, a la vez que es más marcado". Y agregan: "Normalmente ciertas cosas sólo van dirigidas para mujeres y otras -muchas-, para los hombres. Pero nuestra idea es democratizar todo eso y desmitificar estos objetos. Nos gustaría que la gente viese esto como una oportunidad para ayudar a quienes vivan distanciados, nos dirigimos a todos los públicos".

 

Por ahora, solo se comercializa en España y la idea es que pronto se pueda conseguir en todo el mundo.