Jessica Simpson feliz porque bajó 30 kilos, pero sufre por homosexualidad de su padre

La cantante y actriz estadounidense atraviesa por un momento de dulce y de agraz: por un lado, luce feliz su nueva figura, con 30 kilos menos; pero también está sufriendo por la noticia de la homosexualidad de su papá.

Imagen

Jessica Simpson exhibe orgullosa su nueva figura, tras los esfuerzos que hizo para perder 30 kilos ¡en 5 meses!, después de dar a luz a su primera hija.

Según esmas.com, así lo han dado a conocer los directivos de Weight Watchers con quienes tenía un contrato para recuperar su delgadez. "(Jessica) fue muy valiente al decidir bajar de peso de una manera saludable y realista", aseguró una consejera de la marca a la revista US Weekly, donde se muestran fotografías actuales de la artista.

Sin embargo, hay otra noticia que juega en contra de su buen humor: su padre, Joe Simpson –quien fue sacerdote y monitor de juventud- asumió recientemente su homosexualidad, rompiendo así el matrimonio que lo unía a la madre de la cantante.

Se reunió hace dos meses con su familia y salió del armario. Le dijo a Tina, la madre de Jessica, que sentía algo por los hombres y que no iba a poder seguir casado con ella, comenta la publicación The Enquirer.

De acuerdo a una fuente cercana a la cantante, "ella, su madre y su hermana Ashlee no salen de su asombro. El problema no es aceptar la opción sexual de su padre, sino pensar en cuántos años ha estado mintiendo a su familia".