¿Y si consumo 3,39°? Las implicancias de la alcoholemia de "Esperanza"

Especialista dice que la joven ya se encontraba con un grado de intoxicación etílica importante y que su organismo podría estar algo acostumbrado al consumo, lo que le permitió subirse al auto y manejar. Mira lo que hace el alcohol, en el caso de las mujeres.

Imagen foto_0000000120121017181640.jpg
Daniela Ramírez

La actriz Daniela Ramírez manejaba de madrugada, marcha atrás y con una gran cantidad de alcohol en el cuerpo. Además, intentó sobornar a un carabinero, ofreciéndole cien mil pesos para que no la llevara detenida. Pero sin duda, lo que más impactó del caso de la protagonista de "Esperanza" era que su alcoholemia marcó 3,39° de alcohol en la sangre.

La cifra impacta, sobre todo si se compara con los conductores más ebrios que circularon por las calles durante fiestas patrias, de ingresar en esa lista, la joven quedaría en segundo lugar y si además se toma en cuenta que se trata de una mujer y muy delgada, los atenuantes se suman, para pensar que la historia pudo haber terminado mucho peor.

Según la neuróloga de Clínica Dávila, doctora Evelyn Benavides, el alcohol produce el mismo daño tanto en hombres como en mujeres, pero lo cierto es que la misma cantidad se nota más en ella, ya que estamos frente a menos kilos, un hígado más pequeños y por ende una resistencia menor.

"Depende de la distribución por kilo, pero claramente una persona con más de 3 grados de alcohol en la sangre, esta intoxicada y la posibilidad de tener un compromiso neurológico y sufrir incluso un paro cardiorespiratorio, es muy alta. No es muy difícil que una persona deje de respirar por una intoxicación etílica".

La especialista explica además que frente a un hígado más pequeño, los efectos son mayores, y claramente hay una pérdida importante de conciencia y por lo general, una mujer con este consumo, "no podría ni pararse, ni menos caminar".

¿Cómo se explica entonces que la actriz viniera incluso manejando? La doctora dice que seguramente, no es primera vez que Daniela tomo estas cantidades de alcohol, ya que, tal como las drogas, el organismo se va acostumbrando y teniendo más resistencia.

Y a largo plazo. La especialista alerta que hay efectos irreversibles, que se pueden producir por el consumo en el tiempo de esta droga lícita, que va generando deterioro en el sistema neurológico y también hemático.

"Las personas pueden sufrir una polineuropatía alcohólica, daño al nervio periférico, que produce una disminución de los reflejos, problemas de memoria, dolores musculares y claro, los problemas hepáticos… Dependerá siempre del tiempo de exposición de la persona a la droga, ya que al igual que el cigarro, no es lo mismo fumar durante un año, que durante 20 años".