¿Le conviene a Daniela Aránguiz dejar al Mago? Beneficios económicos tras el divorcio

Separados de Chile, portal experto en divorcios, realizó el cálculo basándose en lo que estipula la ley y entregó algunas pistas de cuánto sería la suma que obtendría Daniela si es que decide dejar al Mago.

Imagen
Agencia Uno

Todos sabemos que la relación entre el Mago Valdivia y Daniela Aránguiz no es la mejor, y algunos medios especulan incluso que podría eventualmente terminar en un divorcio.

Incluso, en una publicación de hoy, aparece que la modelo, habría ido el mes pasado hasta un estudio de abogados, para enterarse sobre cuánto dinero le correspondería si ella se separa finalmente del futbolista.

Separados de Chile, portal experto en divorcios, realizó el cálculo basándose en lo que estipula la ley y entregó algunas pistas de cuánto sería la suma que obtendría Daniela si es que decide dejar al Mago.

"Para empezar, si fuera cierto que ese futbolista ganara cerca de seis millones de pesos diarios, como se comenta en los medios, y efectivamente se separaran legalmente, podría convertir este divorcio en el más millonario desde que entró en vigencia la nueva ley de matrimonio civil o posiblemente sería un divorcio más entre tantos otros que se tramitan en tribunales de familia", dicen los especialistas en el tema.

¿En qué radica que sea el uno o el otro ? En la habilidad, conocimientos y experiencia del abogado de cada cónyuge y en las pruebas a rendir. Si la mujer demuestra que ella debió dejar de trabajar durante el período que ambos estuvieron casados, por cuidar el hogar o a los niños, él debe compensarla por el tiempo que ella no percibió ingresos, independiente de que hayan tenido hijos o no. La solicitante debe probar que sufrió un menoscabo al dejar de trabajar, total o parcialmente, para dedicarse al cuidado del hogar o los hijos, y por tanto dejó de percibir el monto que estaba recibiendo antes.

En general en Chile ¿cuánta plata puedo obtener si me divorcio?

Cabe precisar que no siempre se cumple el requisito para pedir este beneficio ya que no en todos los casos se puede comprobar que la persona estaba trabajando o si es que realmente dejó de hacerlo por cuidar la casa.

"Porque piense usted que una esposa bien puede dejar su trabajo por otras razones que no son precisamente cuidar el hogar y/o los hijos, como estipula claramente la ley y quizás el marido sí deseaba que la esposa trabajara para que lo ayudara con los gastos y ella por floja no quiso hacerlo. Así las cosas, la normativa establece que, para determinar la existencia del menoscabo económico y la cuantía de la compensación, se considerará, especialmente, la duración del matrimonio y de la vida en común de los cónyuges; la situación patrimonial de ambos; la buena o mala fe; la edad y el estado de salud del cónyuge beneficiario; su situación en materia de beneficios previsionales y de salud; su cualificación profesional y posibilidades de acceso al mercado laboral, y la colaboración que hubiere prestado a las actividades lucrativas del otro cónyuge", explican los profesionales de este portal.

Respecto al caso del futbolista, Ricardo Viteri, director de este medio, señala que "dependerá de la habilidad de cada abogado demostrar si la esposa tiene o no tiene derecho a recibir compensación económica y si tuviese tal derecho, el monto que debiera recibir. A falta de acuerdo entre los cónyuges, corresponderá al juez determinar la procedencia de la compensación económica y fijar su monto. En la sentencia, además, el juez determinará la forma de pago de la compensación, para lo cual podrá establecer, como modalidades de pago, la entrega de una suma de dinero en una o en cuantas cuotas fuere necesario, reajustables. También es posible pagar tal beneficio en acciones u otros bienes, y/o constitución de derechos de usufructo, uso o habitación, respecto de bienes que sean de propiedad del cónyuge deudor. Finalmente, también es factible la entrega de parte de quien debe compensar de hasta el 50 por ciento de lo que ahorró en su AFP durante su vida matrimonial".

Si todos los requisitos se cumplen, el juez de familia podrá hacer uso de esos recursos previsionales para compensar a la o el cónyuge más débil. Así, podrá ordenar el traspaso desde la cuenta de capitalización individual del cónyuge que debe compensar a la cuenta de capitalización del cónyuge compensado, cualquiera sea el régimen patrimonial de los cónyuges. Si el o la beneficiada no tiene dicha cuenta, el traspaso se realizará a una cuenta de capitalización voluntaria, que deberá abrirse para tal efecto.

Suponiendo que la mujer del futbolista demostrara tal menoscabo y le correspondiera recibir la compensación económica, habría que calcular el monto mensual aproximado que ella dejó de percibir, esto es lo que ganaba antes de dejar de trabajar, y multiplicarlo por la cantidad de meses que estuvo casada, viviendo bajo el mismo techo. Ese sería el "techo".

Adicionalmente, en el caso del futbolista, el matrimonio tuvo dos hijos durante el tiempo que estuvieron casados por lo que ella podrá optar a una pensión de alimentos para ambos niños. Cabe precisar que el monto mínimo de la pensión alimenticia en favor de un niño, niña o adolescente no podrá ser inferior al 40 por ciento de un ingreso mínimo. Tratándose de dos o más niños, niñas o adolescentes, dicho monto no podrá ser inferior al 30 por ciento de un ingreso mínimo por cada uno de ellos. No obstante lo dispuesto anteriormente, la ley sobre abandono de familia y pago de pensiones alimenticias establece un límite, señalando que la suma o porcentaje que se fije como pensión alimenticia no podrá exceder de un 50 por ciento de las rentas del alimentante (quien está obligado a otorgar alimentos).

"Por tanto, si el futbolista ganara 180 millones de pesos mensuales, cualquiera pensaría entonces que el monto mensual de pensión de alimentos que debiera recibir la madre de los niños es de 90 millones de pesos, pero no es en absoluto razonable pensar que dos niños necesiten 90 millones de pesos para subsistir. La media que se otorga en tribunales de familia como pensión de alimentos, en base a nuestra experiencia de estos 8 años, es de aproximadamente un 20 a un 25 % de la remuneración del alimentante".