Revivir lo vivido: Conoce la verdad sobre el misterio del "Déjà vu"

Aunque no lo creas, algunas personas viven estos episodio regularmente, lo que los obliga a cambiar totalmente su estilo de vida.

Imagen foto_0000000120120924171105.jpg

¿Alguna vez al pasear por la calle, en pleno trabajo o reunido con los amigos, o incluso durante un viaje a un destino que nunca habías visitado, te dio la impresión desconcertante de conocer esa situación, aunque ignorabas absolutamente la razón?

La mayoría de las veces esa experiencia dura apenas unos segundos, pero parece mucho más prolongada debido a la intranquilidad y el nerviosismo que invade a quien la siente y que sólo desaparece cuando finaliza el fenómeno.

Durante esos larguísimos segundos, tu sabes que tu mente no intenta evocar una cara, un sitio, un sonido o un aroma, sino una experiencia completa, que reconoce de inmediato, pero que se le escapa como agua entre los dedos, porque le resulta imposible localizar en el pasado una situación igual.

Pese a que es algo conocido o familiar, cuanto más te esfuerzas en reconocerlo, más se desvanece. Además, no resulta una sensación tranquilizante, porque sientes que se ha roto el orden cronológico habitual, y de repente el presente se transforma en pasado.

Esa extraña sensación que casi todos hemos he sentido alguna vez se identifica con la frase francesa "déjà vu" o "ya visto", acuñada por el científico galo Emile Boirac hace más de 12 siglos, aunque muchos estudiosos consideran que sería más apropiada llamarla "déjà vecu", que significa "ya vivido".

Cuando el ayer es ahora
Sea como sea, los expertos llevan muchos años estudiando cuáles pueden ser las causas del "déjà vu", atribuidas hasta ahora a un posible error del cerebro que todavía permanece sin explicar y sobre el cual los conocedores del funcionamiento de la mente no han llegado a una conclusión definitiva y unánime.

Los psicoanalistas opinan que este fenómeno es fruto de los sueños diurnos o de las fantasías inconscientes de la persona, mientras que para los psicólogos y los neurólogos es una alteración de la memoria.

Según otras opiniones, este suceso puede obedecer a una alteración de la percepción, a un fallo en la interpretación de los hechos en el tiempo o a la incapacidad de establecer primero una secuencia y después otra.

La reciente recreación de esta manifestación mental en un laboratorio ha arrojado algo de luz sobre este asunto, que para algunos expertos esotéricos son destellos de la memoria de vidas ya pasadas, eslabonadas por sucesivas reencarnaciones, o una evidencia de que la persona posee poderes extrasensoriales.

Según el doctor Chris Moulin, del Instituto de Psicología de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido, "el 60 por ciento de las personas experimentan el "déjà vu", que se produce con más frecuencia bajo situaciones de estrés y fatiga y que es menos frecuente con la edad. Su duración es de unos segundos, excepto en personas con epilepsia localizada en el lóbulo frontal en las que puede durar minutos y en los enfermos de esquizofrenia puede prolongarse horas".

La memoria anómala
Para profundizar en el conocimiento de este fenómeno, Moulin y su equipo han reproducido el "déjà vu" de manera artificial. Primero se pidió a los participantes del estudio que memorizaran unas palabras, que después se les hizo olvidar por medio de la hipnosis. Después, cuando volvieron a aprender las mismas palabras olvidadas, los participantes experimentaron un 'déjà vu', una sensación subjetiva que se les pidió que describieran.

Con base en sus estudios y trabajos con ancianos con "déjà vu" crónico, Moulin ha propuesto un mecanismo para este desorden.

"Cuando recordamos el pasado, en nuestro cerebro se "enciende" un circuito que se encuentra en el lóbulo temporal, lo que origina la experiencia del recuerdo, pero sólo de aquellas situaciones que hemos vivido. En las personas con "déjà vu" crónico este circuito está sobreactivado, originando recuerdos de algo que aún no ha quedado en el pasado. Así, cuando se produce un nuevo hecho, lo viven de inmediato como si fuera un recuerdo", señala el experto.

La mayoría de la gente padece episodios inofensivos de "déjà vu", pero algunas personas sufren una forma patológica de este fenómeno.

Aquellos que padecen el problema de forma crónica ven alterada su vida personal y social, se sumen en el caos mental y sufren una profunda angustia porque están viviendo un desdoblamiento temporal. Algunos dejan de interesarse por las noticias, dado que les da la impresión de que se han producido antes; muchos caen en la depresión y otros terminan consumiendo fármacos antipsicóticos.

Fuente: EFE