Nuestras grandes mentiras sexuales y las más clásicas

Son piadosas, pero quizás nadie ha estado excento de decir alguna de estas mentirillas en algún momento de pasión. Temostramos acá cuáles son esas frases que decimos en la cama y que sabemos, son falsas.

 

Imagen foto_0000002220120906211857.jpg
Imagen: Getty

Lo dices en un momento de pasión y quizás no lo sientes, o lo peor, lo has dicho antes asegurando que es la primera vez. Son las mentiras que se nos escapan en los momentos de pasión y que quizás han sido pronunciadas por todos, aunque no lo reconozcan.

El portal español Nosotras.com hizo esta selección, que te queremos mostrar, para que te reconozcas en estas pequeñas mentirillas, todas muy clásicas.

"Nunca he fingido un orgasmo": es, sin duda, una de ellas y resulta muy difícil creer que siempre a lo largo de tu vida sexual te hayas topado con amantes geniales y nunca jamás hayas necesitado fingir para hacerlos sentir bien. Si esto es real ¡te felicitamos!

"Eres el único que me excita así": es también una mentira frecuente que solo será verdad si ese hombre es tu primer amor. Cuando estamos enamoradas o hay una química sexual muy fuerte nos sentimos de este modo, pero, normalmente, en el pasado ha habido otro u otros que han producido el mismo efecto.

"El tamaño no importa": es una de las más repetidas, la verdad es que sí importa: si es muy pequeño no alcanza a complacer, y si es muy grande hace daño. Por ello, asume que importa el tamaño.

Otras: "no me gustan los juguetes sexuales" y "no me acuesto con alguien si no lo conozco bien". ¿Alguna vez lo dijiste?