Madonna también llora

La reina del pop sorprendió hasta las lágrimas con una emotiva versión del clásico tema “Like a Virgin”.

Aunque parezca de fierro, Madonna también llora, al menos así lo demostró el sábado pasado, cuando en el contexto de su gira “Girl Gone Wild”, la cantante sorprendió con una espectacular y emotiva puesta en escena sobre el suelo del Berlin O2.

En una delirante versión de su clásico “Like a Virgin” con piano y violín incluido, la reina del pop logró tocar la fibra de sus espectadores, generando una atmósfera que estremeció a todos, incluso a ella, a quien durante la interpretación de la canción se le pudo ver con lágrimas en sus ojos.

De esos momentos que no tienen estación ni tiempo, que son como parte de un universo paralelo, pero que se quedan eternamente en tu cabeza, al igual que esos pocos artistas,  capaz de dejarte para siempre un pedacito de si. ¡Sublime!