Una canción para quienes terminaron una relación… y se sienten bien

Porque no todos los rompimientos son amargos ni se tienen que olvidar con un bote de helado de chocolate, cortesía de Rilo Kiley

Tal vez no sea políticamente correcto admitir que, a veces, después de terminar una relación uno se siente bien. Sin necesidad de insultar al otro ni de hacer menos el tiempo que pasaron juntos, simplemente hay que ser honestos y reconocer que no siempre es una tragedia griega terminar.

Tal vez bailar y correr por una pradera son demostraciones un poco exageradas de la felicidad que te invade después de terminar una relación miserable, pero ciertamente es una gran canción para cantar y bailar. Sobre todo en domingo. Ojalá les guste.