Se casó Kim Kardashian

kimkardashianofficialweddingphotose1314211214444530x694.jpg
Al parecer, este 2011 es el año de los matrimonios: bodas reales de Kate y William, Charlene y Alberto, la boda rockera de Kate Moss que rebelde y todo igual dio el sí, y la anunciada hace un tiempo entre la estrella de reality Kim Kardashian y Kris Humpries, un jugador de básquetbol.

Todo partió con el tremendo anillo de un gran diamante que le regaló el novio a la novena mujer más sexy del planeta según la revista Maxim. Y no podía ser de otro modo, o sea, con lo alto del novio, y lo exuberante de la novia, no le va a regalar una joyita que haya que andar mostrando con lupa.

Y todo siguió con los preparativos organizados por la madre de la otrora protagonista de un video muy hot. Luego de que la prensa internacional siguió de cerca sus pasos en los días previos a las pruebas de vestidos, lo que comía y lo que dejaba de comer, con quien se juntaba, etc. Finalmente, el día llegó y nos enteramos de los detalles gracias a Daily Mail. (Estábamos invitadas a cubrir el evento pero se nos venció el pasaporte sí claro). Este sábado 20 de agosto, en una casa particular de California. Y como Kim Kardashian se ha caracterizado por aprovechar cada oportunidad que ha tenido para ganar platita, era que no, las fotografías de su boda fueron vendidas por 1.5 millones de dólares a la revista People, y el canal de farándula E! preparará un especial de dos capítulos que será transmitido en octubre.

Como el tema de la boda (wait, ¿desde cuando las bodas son temáticas?) era el Blanco y Negro, igual que en la boda real, el blanco -o crema, o marfil, o la misma cuestión- no fue reservado para la novia: las damas de honor, la madrina, el paje y el novio, también vistieron el albo color. Igual veraniego, aunque para nada de mi gusto, o sea, la novia debería ser la estrella ¿O no?

La ceremonia fue breve (no duró más de 30 minutos), y fueron invitadas muchas celebridades, como Eva Longoria, la cantante Ciara, el productor Ryan Seacrest, Avril Lavigne, la ex Spice Girl Mel B, Lindsay Lohan, Venus y Serena Williams, y Demi Lovato. Yo sé que en muchas bodas se invita a gente por compromiso, así que no me queda otra que preguntarme si Kim era realmente amiga de toda esa gente. Ojalá que sí. Ojalá también que los ahora marido y mujer logren hacerle caso al pastor que los casó y que les dijo que el matrimonio “No era un lecho de rosas” y duren juntos felices para siempre, al más puro estilo de cuento de hadas vendido al mundo del entretenimiento.

Dicen que todas las novias se ven bonitas, pero yo encuentro que Kim se veía más bonita que siempre; el pelo tomado en un discreto moño, aunque con una especie de cintillo alrededor de la frente; aunque yo no lo hubiera usado, a ella se le veía bien. ¿Ustedes cómo creen que se ve?