Play Button: el formato de música tecnológico a la moda

Los Play Buttom cuentan con un conector de audio para auriculares estándar, así como un botón de play / pausa y otro para avanzar o retroceder una pista. Vienen con una batería de litio recargable y la parte frontal de las placas se pueden modificar según las portadas que vengan incluídas en el disco.

joshnickwampiltonga.jpg

playbutton.co/blog/

Hay cosas que la tecnología digital no debió haber cambiado nunca, como alterar el orden de un disco de música. Los vinilos, los casetes, e incluso los discos compactos cuando aún no se masificaba la tendencia de extraer las canciones en formato mp3, cumplían con esta regla de oro.

[ficha]Finalmente llegamos a un absurdo en que comenzamos a juntar y acumular por deporte miles de discos, millones de canciones. Archivos de música que ni siquiera cuentan por su cantidad, sino que la mesuramos por su peso en gigas.

El problema llegó cuando los dispositivos se volvieron cada vez más pequeños, pero con una capacidad de respaldo que hoy en día parece absurda y degenerada. Quienes amamos la música por sobre muchas cosas en esta vida, aprendimos rápidamente en este proceso tecnológico evolutivo que el concepto de álbum ha venido desprestigiandose precipitadamente, perdiendo todo romance.

¿De verdad les sorprende tanto la vuelta del vinilo? Primero que todo, el vinilo no se fue a ningun sitio, sino que recobró una fuerza asombrosa en el mercado de países como Chile -cuya industria yace muerta desde los años ochenta-, producto de esa nostalgia por el verdadero valor del “álbum”. Pero la tecnología parece haber dado en el clavo finalmente, y es que apareció hace un tiempo lo que debió haber sido el auténtico sucesor del CD: el Play Button. Un formato ligero que es más pequeño aún, y que se toca por sí solo.

No me queda claro si se tratará de un objeto de culto que pasará sin pena ni gloria, o conseguirá en cambio consolidarse como un formato de música legítimo y apetecido por un sector importante de consumidores. Lo que sí puedo asegurarles, es que es un aparato bastante sexy. Su forma de pin o chapita lo hace portable y cómodo de llevar ya que se usa tal cual, como una chapa prendida a tu ropa.

El diámetro de estos botones de música es de 4,5 centímetros, un espesor de 0,7 y pesa apenas 10,8 gramos. Ahora, lo que lo diferencia de cualquier otro reproductor mp3 moderno, es que cada Play Button es un disco en sí que contiene sólo los tracks que componen el álbum. En otras palabras, volvimos al comienzo, puesto que al tratarse de un álbum, la secuencia de la música no puede ser alterado. Es más, las pistas sólo pueden tocarse en orden y no pueden borrarse del reproductor. Después de todo, no olvidemos que el orden de un disco corresponde a la secuencia prima escogida por el artista.

dirtybuttom650x207.jpg

Cada vez son más los grupos independientes que están solicitando este formato para publicar sus discos más recientes, o reeditar albumes anteriores. Rescato el caso de una de mis bandas favoritas, el trío instrumental australiano Dirty Three, quienes solicitaron el formato Play Button para su quinto álbum de estudio editado en 2000 Whatever You Love, You Are.

Si quieren una referencia, ésta chapita tiene un valor de 25 dólares, y puede adquirirse junto a todo el catálogo disponible en http://playbutton.co. Yo al menos ya sé exactamente por cual chapita dar inicio a mi colección de Play Buttons.  Y recuerden, que a partir de hoy, la música no sólo se escucha, sino también se lleva.

playkultepub1640x854.jpg