Kill them all

spartacusbloodandsand2010960x385muellerandyw01wlogo560x224.jpg

A mí no me gustan las series violentas, pero algo tiene Spartacus: Blood and Sand que me mató. Claramente el guapo y rudo protagonista que pasa la serie completa buscando a su amada esposa fue un factor decisivo para ver la primera temporada completa.

Ella, sutil y bella, en el inicio de la historia despide a su amado esposo Espartaco que va a la guerra. Como mujer práctica de la época, que quiere a su marido de regreso, susurra en su oído: “Kill them all”, que en el fondo quiere decir “Mátalos a todos, porque sólo así regresarás a mí”. Romántico, no?

La serie de la cadena Starz, nace el 2010 con Sangre y Arena que cuenta cómo el clásico Espartaco se hace Gladiador, cómo aprende no sólo a pelear en la arena, sino que a sobrevivir fuera de ella.

Los personajes secundarios son casi tan potentes, armando una historia súper bien contada que se adorna con los excesos propios de los romanos. Las escenas de sexo están maravillosamente bien montadas y la sangre, aunque es harta, no da asco porque tiene ese look de comic estilo 300.

En cada capítulo la vida puede acabarse, no sólo por las batallas, sino porque la vida de un esclavo estaba a merced de los caprichos de cualquiera. Acá no hay igualdad de derechos, un mocoso puede decidir por capricho si un hombre vive o muere y las mujeres son utilizadas como juguetes sexuales. Los únicos que conocen el honor son los gladiadores.

En esta serie contiene además: hombres para todos los gustos, casi desnudos peleando a muerte; pechos de varios tipos y tamaños; sangre a chorros y la infaltable historia de amor.

La segunda temporada es una precuela llamada Spartacus: Gods of The Arena (Dioses de la Arena), que aunque no es TAN entretenida como la primera, lo que no tiene de argumento lo tiene de sexo explícito. Ya está la promo de la tercera temporada Spartacus: Vengeance (Venganza) que será estrenada el 2012, en ella se retoma la historia donde terminó la primera. Esa me tinca mucho más.

Échenle una miradita al trailer, a ver si se entusiasman!