Se viene Ch.ACO 2011

20110808palomaiconoch.aco.jpg

En esta tercera edición, Feria Ch.ACO se traslada al Centro Cultural Estación Mapocho, corazón artístico de la ciudad y eje político y cívico del Gran Santiago, núcleo desde el cual esperan ofrecer una mirada más transversal e integradora en torno a las artes visuales y especialmente en relación al arte contemporáneo.

Luego de una rigurosa selección por parte de un comité editorial integrado por Alma Ruiz, Maria Iovino y Gustavo Arroniz, Ch.ACO 2011 contará con la presencia de más de 40 galerías nacionales e internacionales, las que mostrarán un recorrido visual por el arte contemporáneo de países como Perú, Argentina, Colombia, Bolivia, México, Canadá, España e Inglaterra. Además, siete Project Rooms, curados por Gonzalo Pedraza y Úrsula Dávila-Villa, plantearán una profunda interrogante: ¿Existe una visualidad común entre los países del Pan Pacífico? En ellos se presentan obras de artistas provenientes de naciones que son parte del llamado Cinturón de Fuego, tales como Perú, Venezuela, Chile, Colombia, México y Taiwán.

Desde fines de agosto, Feria Ch.ACO 2011 se apoderará del centro de Santiago, tomándose diversos puntos emblemáticos de la ciudad, donde aterrizarán “meteoritos” de Ch.ACO con diversas intervenciones que buscan romper con la cotidianeidad del centro.

Destaca especialmente la realización del proyecto “Cero Trazos”, autoría de Luna y Adrian Fisher, que estará tomando la huella digital de los transeúntes durante semanas en plena Plaza de Armas de Santiago, registro que será utilizado en la confección de una obra de arte que se presentará en la feria y que será una radiografía de la “huella de los chilenos y chilenas”.

Con estas y otras iniciativas se busca hacer especial hincapié en los espacios urbanos y públicos como contextos artísticos, objetivo que también se persigue este 2011 con la llegada de Ch.ACO al Centro Cultural Estación Mapocho. Por lo mismo la gráfica, a diferencia de los dos años anteriores, toma como ícono a una paloma de colores, símbolo de que el arte se instala en el centro.