Winehouse se gastó 2000 dólares en drogas la noche antes de morir

amywinehouse.fotolacosarosa.jpg

Siguen las hipótesis sobre la posible muerte de Amy Winehouse.  Hace unos días su padre conversó con la prensa sobre la posibilidad que Amy haya muerto producto de su “sobriedad”, ya que según él desde varias semanas que no bebía,  pero ahora se abre un nuevo capítulo en esta historia de drogas, alcohol y música.

Un tipo llamado Tony Azzopardi, quien era amigo del ex esposo de Winehouse -Blake Fielder-Civil- y que asegura haber sido el intermediario de la artista para conseguir 1300 euros -cerca de 2000 dólares- en 14 gramos de cocaína y heroína.

Azzopardi fue interrogado por la policía de Londres donde aseguró que “la última vez que vio con vida a Winehouse fue en Archway, al norte de Londres, en donde ella le dejó instantes antes de ir hacia su domicilio en Camden”, según informa Europapress.

Tony habría recibido un llamado telefónico de Amy el 22 de julio pidiéndole ayuda para conseguir drogas. Ambos se reunieron en el pub ‘The Eagle’ a las 23:30 donde salieron rumbo a la compra de estupefacientes que podrían ser los culpables de su muerte.

Azzopardi comentó a la prensa que quiere ayudar con información para que todo se aclare. “Quiero que la familia de Amy sepa la verdad de lo que ocurrió. Quiero ayudarles, pero estoy preocupado por mi seguridad”, aseguró al diario Daily Mirror.

A pesar de esta declaración nada se puede afirmar hasta que la investigación de la policía obtenga resultados. Hasta el momento la familia sigue asegurando que la causa de la muerte de Amy fue un shock por abstinencia.